Cargando...
AcciónReviews

Review: The Wrath of Becky

Si recuerdan la época de la pandemia, las películas que se conseguían en internet (ejem, ya sabe a qué me refiero) eran muy pocas. Una de ellas se posicionó como de lo mejorcito en lo referente a la acción y los home invasión (cintas donde extraños invaden una casa y solo una persona les hace frente), fue la hasta por entonces desconocida Becky. Ahora nos llega su secuela.

The Wrath of Becky nos trae a nuestra letal protagonista de nuevo, ahora tratando de llevar una vida pacífica junto a una anciana que la recogió en la ruta, pero pasando su tiempo libre entrenando. Las cosas no tardan en complicarse cuando un grupo de extrema derecha, llega a molestar a la cafetería donde Becky trabaja.

Si, la premisa no es la gran cosa, pero dudo que alguien esperaba algo más. De hecho, casi nadie sabía que íbamos a tener una secuela (me incluyo). Pero si eso significaba traer de vuelta a nuestra letal adolescente personificada (de forma correcta) por Lulu Wilson, a nadie le molestaba. Y el resultado fue el esperado, otra película de acción con alguna que otra escena gore.

Quizás lo más interesante de The Wrath of Becky es la presencia de Sean William Scott. Si, nuestro querido Stifler de la saga American Pie ocupa el lugar que dejó vacante Kevin James, al dar vida a un líder supremacista, que se ve superado por una chica que no debe pesar más de cuarenta kilos y que en apariencia, no rompería un plato.

Lo que sí, es evidente como bajaron el nivel de violencia de la cinta, siendo una sola escena la que vamos a recordar. Esto seguramente se deba a que, al ver la fama de la primera entrega, quisieron hacer que esta secuela sea masiva, y, por ende, al necesitar de una fácil distribución, no podían jugársela a que les den una clasificación R o +18. De todas formas, al menos en Argentina, The Wrath of Becky no va a tener estreno comercial por el momento.

Para no alargarnos de más, porque tampoco queda mucho por decir, The Wrath of Becky es una película recomendable si buscan algo pasajero, que entretenga y que no exija mucho. Si vieron la primera, ya saben que se van a encontrar; si, por el contrario, no la conocían, acá tienen una buena excusa para pegarse una mini maratón de violencia a cargo de una adolescente.

 

 

6/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *