REVIEW: La forma del agua

La forma del agua

Elisa pasa su solitaria vida siguiendo la misma rutina todos los días. Trabajar en el turno nocturno como limpieza de un laboratorio secreto, charlar con su anciano vecino, y tratar de llevar su soledad mediante…. quererse mucho así misma, mientras espera que alguien la ame pese a ser muda. Pero un extraño suceso pasa en su lugar de trabajo, y el amor que tanto esperaba, llegara de la forma más extraña.

Hoy nos toca hablar de una de las películas más esperadas y hypeadas de todas las nominadas a los premios Oscar, La forma del agua. Y no solo porque su director, Guillermo del Toro, es uno de los realizadores más queridos por los espectadores; sino porque la crítica mundial venía hablando maravillas de este film. Y para serles sincero, cuanta razón tenían.

La forma del agua

Como suele suceder con todas las películas de Del Toro, el diseño de producción es hermoso, y podríamos parar el film en cualquier momento y obtendríamos un cuadro que a más de uno le gustaría tener en su living; pero lo que destaca en esta ocasión es el guión.

A muchos quizás le parezca un simple cuento de hadas, sin ningún aditamento que lo haga especial. Pero si miramos más allá de la historia que se nos cuenta, veremos como La forma del agua toca un tema más que evidente, y es el de la aceptación de uno mismo, con sus virtudes y falencias.

Esto lo veremos en todos los personajes, quienes luchan por ser otras personas, y como sus vidas cambian para bien cuando entienden que lo mejor es dejar de aparentar, y ser como uno es por naturaleza y ya. Solo hay un personaje que no veremos cambian y ya se imaginaran quien es.

La forma del agua

A esta característica de los personajes, los acompañan muy buenas actuaciones, donde destacan el trío compuesto por Sally Hawkins, Michael Shannon y Doug Jones. Como dijimos inicialmente, la historia a priori parece simple, y estos personajes también lo serian; pero los actores se encargan de dotarlos de una humanidad, que logran de inmediato que como espectadores, deseemos que los protagonistas se salgan con la suya y el villano sufra lo máximo posible.

La forma del agua es entonces una película que hay que mirar con mucha atención. Y no solo para disfrutar del trabajo de Guillermo del Toro como director, o para apreciar la exquisita música compuesta por Alexandre Desplat; sino para valorar los detalles que hacen que un cuento de hadas cobre otro significado. Una delicia para todos los sentidos.

 

REVIEW: Pantera Negra

Luego de la muerte de su padre, el príncipe T´Challa debe regresar a Wakanda para cumplir su rol como nuevo rey y mantener la prosperidad de su país. Pero viejos y nuevos enemigos se hacen presentes, mientras desde el propio reino empieza a surgir el pensamiento de que Wakanda no puede seguir aislada y oculta del resto del mundo ¿Un nuevo rey debe traer nuevos rumbos para su nación?

Uno de los héroes que más se hizo esperar en el MCU, finalmente llega a la gran pantalla con su película individual ¿La espera habrá valido la pena o estamos ante el inicio del agotamiento del Universo Compartido de Marvel?

Pantera Negra es una película con mucha tela que cortar, pero que por desgracia, si tenemos que serles sinceros, es uno de los films más olvidables de la factoría Marvel, y eso se va sintiendo a medida que avanzan las pesadas y lentas dos horas y cuarto de duración.

Pantera Negra

Este problema se da, debido a que hay partes demasiado estiradas que no llevan a nada, incluyendo a dos personajes que si son removidos de la trama, esta sigue funcionando igual, y nos hubiéramos ahorrado varios minutos de nada; que logran que el tercer acto se tarde bastante en llegar, logrando que ya no nos interese que es lo que pasa en Wakanda.

Por desgracia las actuaciones tampoco ayudan demasiado, ya que si bien tenemos un elenco plagado de estrellas, solo Angela Basset y Lupita Nyong´o logran que sus personajes nos transmitan algo. Mención aparte para el pobre de Andy Serkis, actor al que le podemos ver la cara muy de vez en cuando y resulta que esas películas (como Pantera Negra), no son del todo buenas.

Lo mejor lo podemos encontrar por el lado de los apartados técnicos, tanto de la música como en lo visual. Estamos ante una de las mejores bandas sonoras del MCU hasta la fecha, con un uso inteligente de canciones que nos remiten a la cultura africana; disipando así cualquier duda frente a los hip hop mal puestos que escuchábamos en los trailers.

Pantera Negra

En cuanto a lo estético, si bien el colorido digno de Marvel se hace presente, es muy inteligente como supieron utilizar los colores con cada una de las tribus wakandianas; así como la mezcla de tecnología de punta pero con aspecto de ser antigua, dan como resultado una delicia a los ojos del espectador.

Es una lástima que la historia en sí, se sintiera poco concisa y sin un rumbo fijo; ya que en los apartados técnicos, estamos ante un film sin una sola falla. Pantera Negra se merecía una mejor aventura en solitario, ya que recordemos que este proyecto fue aplazado por todo el asunto de Spiderman regresando a su casa.

Lástima que a los guionistas no les avisaron que tenían más tiempo para escribir algo mejor…

 

REVIEW: Todo el dinero del mundo

Todo el dinero del mundo

El magnate y multimillonario John Paul Getty tiene todo el dinero que puede imaginar. E incluso empieza a llevarse bien con su distanciado hijo y el resto de su familia. Pero cuando secuestran a su nieto de 16 años, Getty deberá poner en la balanza que aprecia mas en este mundo, si el efectivo, o su propia sangre y descendencia.

Hoy nos toca hablar de Todo el dinero del mundo, una de las películas que mayor controversia trae en esta época de premios, por todo lo sucedido y comentado con Kevin Spacey y su posterior despido del proyecto, y con Christopher Plummer ocupando su lugar y re filmando todas las escenas del primero.

Todo el dinero del mundo

Y es que si bien lo que pasó fue bastante importante para la industria, si nos ponemos a fijar los atributos que tiene Todo el dinero del mundo, empezamos a encontrar muy pocas cosas que destaquen este film, por sobre otras películas promedio y que pasan sin pena ni gloria en la etapa de las premiaciones al cine.

De Ridley Scott ya sabemos que es la irregularidad personificada en un director. Nos da una gran película como The Martian, para el año siguiente seguir hundiendo a los xenomorfos con Alien: Covenant. Y acá su dirección no pasa de lo correcto; demostrando que pese a tener peliculones en su espalda, no vemos un estilo claro en su filmografía.

A esto hay que sumarle que la narración de la cinta si bien es correcta, no propone ningún reto al espectador, y veremos una película lineal. Solo debemos seguir lo que sucede y ya; como si estuviéramos ante un film convencional de secuestros.

Todo el dinero del mundo

Por suerte dentro de todo esto, tenemos a Michelle Williams, quien se carga toda la película en sus hombros, y da una interpretación que si es digna de las nominaciones que viene cosechando. La actriz logra transmitir toda la desesperación que padece una mujer ante el secuestro de su hijo; pero también la determinación para que se haga justicia y todo se resuelva; enfrentando a los investigadores, y por sobre todo, a su nuero para que pague el dichoso rescate. Definitivamente Williams es la única nominación entendible que tenemos en este film.

Todo el dinero del mundo es una película que si bien no es mala, tampoco es demasiado destacable en líneas generales. Y es por eso mismo que nos parece extraño que tenga tantas nominaciones a varios premios; cuando en realidad, terminó siendo más conocida por el escándalo con uno de sus actores, que por sus propias virtudes.

 

REVIEW: The post: los oscuros secretos del Pentágono

Steven Spielberg ha ingresado en el sub-género del cine histórico estos últimos años y está más activo que nunca (estamos a meses de su próximo estreno “Ready player one”). En esta ocasión, toma partido y revela que el pasado del país norteamericano tiene un costado fraudulento.

Corre el año 1971, los Estados Unidos se encuentran involucrados en la guerra de Vietnam y han pasado 4 presidentes en plena etapa bélica. El diario The New York Times es intimado por el gobierno y no puede publicar documentos otorgados por la CIA. En la redacción del Washington post reciben archivos de información encubierta sobre la guerra en campo asiático. La decisión de publicar los controversiales “Pentagon papers” corre a cargo de la propietaria Katherine Graham (Meryl Streep) y el principal editor Ben Bradlee (Tom Hanks).

The post: los oscuros secretos del Pentágono

The post ataca con buenas dosis cinematográficas: gracias a la impecable recreación de época y la magistral dirección del viejo Steven cada escena se presenta de forma imponente. Embiste fuerte contra el conservadurismo estadounidense que apoyó la matanza en tierras vietnamitas en pos del honor (palabra clave en el film). La mirada crítica e inmisericorde de Spielberg demuestra que el cineasta ha madurado en su propio estilo, ya dejando de lado ciertos patriotismos (que los hay pero con mayor sutileza) y despojando sus cartas sobre la mesa, o sea personajes y situaciones ambiguas que aportan coherencia y riqueza narrativa al gran desfile de redactores, periodistas y editores que conforman The Post. Aborda los temas: libertad de prensa (The Washington Post dejó de ser una editorial pequeña después del escándalo), secretos de estado (el presidente Nixon se vio seriamente afectado y el posterior caso Watergate le propinó la estocada final) y feminismo (Graham fue la primer mujer con poder editorial en el ambiente de las redacciones norteamericanas). Quizá sea obvio pero vale destacar que Tom Hanks y Meryl Streep están notables (ella logró otra nominación al oscar por su interpretación).

Por su estilización y los temas que trata The post es una película comprometida con el presente de Estados Unidos y que vale la pena ver.

 

 

 

REVIEW: Maze Runner: La Cura Mortal

Llegó el final de la trilogía Maze Runner y aunque la secuela estuvo un poco floja, ésta vez lograron reivindicar la saga y darle un buen cierre.

Vimos pasar la saga de Los Juegos del Hambre, la fallida Divergente (todas con personajes femeninos a la cabeza) y en un nuevo mundo post-apocalíptico las aventuras y desventuras de Thomas llegan a su fin, con una cinta de dos horas de duración titulada Maze Runner: La Cura Mortal.

Maze Runner: La Cura Mortal

Aunque al principio creí que iba a ser sumamente tediosa, tengo que ser honesta, los guionistas supieron resolverla bien. Nuevamente se alejaron bastante de la obra de James Dashner, pero las bases, el espíritu y algunas escenas son claves y podremos verlas en la película y eso es gratificante cuando de adaptaciones se trata.

Thomas (Dylan O’brien), Newt (Thomas Brodie-Sangster), Sarten (Dexter Darden), Brenda (Rosa Salazar) y otros personajes que conocimos en Maze Runner: Prueba de Fuego se unen para rescatar a Minho (Ki Hong Lee) y enfrentar a la Dra. Ava Paige (Patricia Clarkson), Janson (Aidan Gillen) y la recientemente traidora Teresa (Kaya Scodelario), mientras la enfermedad continúa expandiéndose sin que aparezca la cura.

Maze Runner: La Cura Mortal

Los efectos especiales son claves y si bien hay croma por doquier, no resultaba tan falso a la vista, de hecho la ciudad regida por CRUEL era sorprendentemente atractiva. Escenas de acción muy bien logradas, diálogos y situaciones previsibles aunque es justo decir que la mayoría de esas escenas, fácilmente predictivas, fueron creadas y no eran escenas que de hecho encontremos en el libro.

Punto para Dashner. Sin dudarlo Maze Runner: Correr o Morir fue la mejor de la saga pero en ésta tercera parte se puede decir que consiguieron darle un digno final a una historia que rogaba por un cierre.

REVIEW: COCO

En un nuevo aporte al cine familiar, Pixar consigue ganarse otra vez los corazones del espectador con Coco, una mirada hacia una de las festividades más importantes de Centroamérica: el Día de Muertos.

La historia sigue al pequeño Miguel (Anthony Gonzalez) , un joven que aspira a ser músico en secreto y seguir los pasos de su ídolo – ya fallecido – : Ernesto de la Cruz (Benjamin Bratt). Pero el sueño de Miguel resulta casi imposible ya que su tatarabuela, Imelda (Alanna Ubach), apartó la música de la familia por problemas personales. A todo esto, tras la sospecha de ser un descendiente de Ernesto de la Cruz, Miguel se inscribe en un concurso de música y decide “pedir prestada” su famosa guitarra para ganarlo. Como pueden adivinar, las cosas no salen muy bien para él, y desde ese momento Pixar pone a funcionar la magia de Coco.


La película es una carta de amor hacia las tradiciones de la cultura mexicana, no obstante está repleta de situaciones que traspasan las barreras geográficas e introducen al espectador en un viaje nostálgico sobre pasiones de la infancia. Como es costumbre de Pixar, este film juega – y anota una y otra vez – con las emociones para impactar al público de una manera contundente y efectiva.

Con una historia simple, COCO traslada la acción a la tierra de los muertos; este hogar “postvida” es una maravilla colorida y en contraste con su nombre se ve llena de vida. Tal vez las similitudes con la película de Jorge R. Gutiérrez (The Book of Life, 2014) sean extensas, pero no hay que confundirse: quitando el día de celebración, Coco es una aventura totalmente diferente.

El cast va con las raíces de esta película y grandes nombres latinos se dejan ver en este viaje al inframundo; Gael García Bernal, Benjamin Bratt, Edward James Olmos, Gabriel Iglesias, Alanna Ubach y el magnifico debut en la pantalla grande de Anthony Gonzalez como Miguel logran que los personajes se instalen en el corazón de la sala. Tampoco se puede dejar pasar la banda sonora repleta de canciones con alma latinoamericana. El conjunto de canciones consigue instalarse en la cabeza del espectador por un largo tiempo. La apuesta máxima: se van a encontrar silbando o tarareando tarde o temprano “Un poco loco” o “Recuérdame”, marquen mis palabras.

Hay que aclarar que estamos hablando de una película dirigida por Lee Unkrich y co-dirigida por Adrian Molina, dos individuos con experiencia en este estilo de películas (Unkrich dirigió Toy Story 3 y Molina rotó en varios roles desde Ratatouille hasta The Good Dinosaur). La calidad del proyecto está en todo rincón y nombre visible.

Entre chancletas voladoras, homenajes hilarantes a Frida Kahlo, animales fantásticos y un mensaje realizado a puro corazón sobre las tradiciones y la familia, Coco es una gran sorpresa que se posiciona como una de las mejores películas que Pixar haya realizado. Vayan a verla al cine y disfruten del espectáculo. Es increíble.

 

REVIEW: JUMANJI EN LA SELVA

22 años desde esa entretenida aventura protagonizada por el querido Robin Williams, nos encontramos con una nueva entrega – algo impensada – de Jumanji. Esta vez el juego mortal en la selva se centra en el uso de la tecnología actual y los video juegos. Protagonizada por Dwayne “The Rock” Johnson, Jack Black, Karen Gillian y Kevin Hart esta película es una agradable sorpresa en salas de cine.

Los tiempos cambian y las plataformas de entretenimiento también, con una interesante vuelta de tuerca el film de Jake Kasdan – sí, el hijo del director/guionista Lawrence Kasdan – se arriesga a dirigir un proyecto que desde el vamos tenía la palabra riesgo impresa en todos lados. Milagrosamente Jumanji: Welcome to the Jungle – nombre original – resulta entretenida de principio a fin; la película es directa, simpática, juega con la nostalgia pero al mismo tiempo se arriesga y crea nuevas reglas de lo que alguna vez fue el mundo del tablero mágico.

Pasamos de las piezas en miniatura a los joystick y gracias a un correcto guión a cargo de Chris McKenna, Erik Sommers, Scott Rosenberg y Jeff Pinkner la película no falla al hacer esta transición – algo rebuscada – en pantalla grande. El cambio genera un momento de incertidumbre en la sala de cine pero al correr los minutos todo elemento necesario para satisfacer a un gamer se explota de manera ágil y sumamente interesante.

Dwayne “The Rock” Johnson, Jack Black, Karen Gillian y Kevin Hart poseen una química ideal para interpretar a cada avatar con sus respectivas habilidades; cada personaje refleja el otro lado de la moneda de los jóvenes atrapados en el juego. Desde ya hay que aclarar que la película se refugia en estereotipos de escuela para los cuatro personajes principales pero todo está puesto de una manera efectiva y simpática. Jumanji: Welcome to the Jungle es el The Breakfast Club de John Hughes en la selva.

Jumanji: Welcome to the Jungle no afloja un segundo, tiene un ritmo vertiginoso en su totalidad; es rápida, entretenida y los personajes están desarrollados de una manera justa sin derrochar información, es una película ideal para disfrutar en estas vacaciones. El juego entre la nostalgia y la actualidad es un conflicto hermoso en el cual todos los que disfrutaron de la película del año 1995 igual de cómodos que las personas nacidas en este nuevo milenio. La película se puede disfrutar en familia, con amigos o hasta en solitario. Es un gran espectáculo lleno de diversión. Recomendada.

Review: Star Wars, Los últimos Jedi

Antes que nada aclaro que no soy un fan acérrimo de la saga Star Wars, esto significa que mi óptica de Episodio VIII no está edulcorada por una nostalgia que, vislumbro, muchos sienten en pos de la épica comandada por George Lucas.

Teniendo aún fresca la precuela El despertar de la fuerza y a la espera de Episodio XI en 2019, el peso que cae sobre The Last Jedi no es menor, pues la crítica, los fieles seguidores y los nuevos, esperan innovaciones en una película que, a mi parecer, esquiva la mayoría de los obstáculos impuestos por su pasado y sale victoriosa.

Dirigida y guionada por Rian Johnson, la historia nos presenta a la malvada Primera Orden con supremacía sobre la resistencia liderada por la General Leia Organa (Carrie Fisher). Las subtramas son varias y tienen razón de ser para la construcción del universo Star Wars, siempre con conflictos en varios frentes. Rey y Finn ya no lucharán juntos como en la primer entrega; Rey (Daisy Ridley) es enviada para sumar a Luke Skywalker (Mark Hamill) a la lucha rebelde y Finn (John Boyega) despierta como un héroe y termina infiltrándose en una nave enemiga junto a su leal seguidora Rose (Kelly Marie Tran).

Las decisiones e incertidumbres que suceden en ambos bandos, con Kylo Ren (Adam Driver) y Luke Skywalker, dan la pauta de la nueva generación. Por el lado de Kylo, su maldad (que parece ser causada por un tormento interno más que algo innato) se intuye que está en crecimiento y Luke cree que su fuego interior se ha apagado, que los jedi son parte de un pasado destinado al fracaso. Tal vez alguien pueda cambiar su perspectiva…

La película tiene un despliegue visual avasallante, un CGI impecable y nuevos personajes pensados para la nueva audiencia (los porgs serán adorados u odiados en partes iguales). A pesar de algunas inconsistencias en el guión (un par de personajes unidimensionales y situaciones pintorescas, seguramente con destino de mayor público mainstream) la narración no se ve notoriamente afectada y el humor está más presente que en entregas anteriores.

The Last Jedi apunta a tener una nueva identidad sin olvidar la fuente de su éxito: la fuerza que está contigo y que nos hace partícipes de esta aventura.

 

Star Wars: Episodio Vlll – Los últimos Jedi

Star Wars: Episodio Vlll - Los últimos Jedi

La Resistencia se encuentra al borde de la derrota, con la Primera Orden a punto de dar el golpe final. Todo depende de Finn y su nueva compañera, quienes deben encontrar a un programador para hackear una nave enemiga y darle una posibilidad de escape a los suyos. Mientras, Rey deberá por todos los medios traer de nuevo a la civilización a Luke, para que ayude a los aliados y traer esperanza  a la gente que es oprimida por el Líder Supremo Snoke.

Después del obvio éxito pero regular cinta que resultó ser El despertar de la fuerza, mucho se especulaba con que si la segunda entrega de esta nueva trilogía, se iba a parecer a El Imperio contraataca, así como la anterior cinta se asemejaba a Una nueva esperanza. Bueno, podemos decir que por suerte no calcaron aquella mítica película, pero que el fanservice está más a pleno que nunca en Star Wars.

Sabemos que a los fans mas acérrimos esto les va a parecer lo mejor del mundo, pero nosotros tenemos que tratar de ser objetivos, y decir que si bien alguna referencia u homenaje siempre es bien recibido, cuando ya se explota el recurso de la nostalgia, empieza a restar más que a sumar. Pero eso no es lo peor de Star Wars: Episodio Vlll – Los últimos Jedi; sino que su guionista (y también director), Rian Johnson, se preocupó más en contentar a los seguidores de esta franquicia, que en intentar contar algo entretenido y bueno. Y esto nos lleva a ver lo que decimos que es lo peor de la película: el abuso del deus ex machina.

Star Wars: Episodio Vlll - Los últimos Jedi

Para los que no saben qué es esto, les decimos que es un recurso (simplón) donde los protagonistas, ante una inminente muerte, son salvados por la intervención divina de un tercero. Mejor ejemplo que las águilas en El señor de los anillos, no podemos darles.

Todas las situaciones de peligro de Rey, Finn, Poe y demás héroes, serán solucionadas con la intervención  de otro personaje, restándole emoción a medida que el recurso se va repitiendo. Y para peor, siempre todo acompañado de una broma, que nos recuerda a las peores películas del MCU vistas en lo que va del año.

Pero no todo es tan malo en The Last Jedi. Tenemos quizás la mejor fotografía vista hasta el momento en todas las cintas de la saga, así como también un uso del CGI que si bien es notorio, jamás se ve falso, haciendo que el espectador no le pierda pisada a la película.

Star Wars: Episodio Vlll - Los últimos Jedi

Vuelvo a decir: hay bastantes cosas buenas, pero el pobre guión escrito por Johnson, así como el claro agotamiento de una saga que se siente sobreexplotada, dan como resultado un film que a los fans más apasionados les va a encantar, pero que al espectador normal le va a dejar sabor a poco.

REVIEW: EXTRAORDINARIO

Extraordinario sigue la vida de Auggie Pullman (Jacob Tremblay) y su familia. Auggie es un chico común y corriente, disfruta sus días jugando a los videojuegos, paseando a su perra Daisy e imaginando aventuras con los personajes de Star Wars. A pesar de todo esto Auggie sufre del Síndrome de Treacher Collins, una enfermedad genética que causa malformaciones cranofaciales la cual hace que su presencia en lugares públicos no sea del agrado de mucha gente. Auggie tiene 10 años y sus padres,(Julia Roberts y Owen Wilson) deciden enviarlo a la escuela primaria común ;  esto es lo que marca el primer desafío verdadero para Auggie.

La vida de Auggie no es fácil no obstante Stephen Chbosky, director del proyecto, se encarga de contar Extraordinario de una manera simpática y prometedora. Los hechos que acontecen son golpes bajos, aunque el silver lining está presente en todo momento. Entre esta sobredosis de “positivismo” nos encontramos que el joven personaje principal, es un tirano despiadado cuyo pensamiento es ser el centro del universo, y puede que la historia gire en torno al mundo de Auggie pero las verdaderas revelaciones son los personajes que lo rodean.


Izabela Vidovic (Homefront) interpreta a la hermana mayor de Auggie y oveja negra olvidada de la familia, Via. Vidovic muestra una sensibilidad asombrosa y su talento es tan natural frente a la cámara que fácilmente opaca al resto de sus co estrellas sin esfuerzo alguno. El arco del personaje de Vidovic cierra por donde se lo mire, y gracias a la energía de la actriz, su personaje logra posicionarse como el verdadero protagonista de la película. Jacob Tremblay se hace notar pero su personaje sufre por una exasperante forma de ser que resulta irritante sin poder lograr una reivindicación. Julia Roberts da una correcta actuación como la madre de Auggie y Via y, finalmente, Owen Wilson interpreta al padre de la familia cuyo único objetivo es poner buena onda a todo asunto personal y quedar en plano secundario en los siguientes minutos – hay que destacar que últimamente los papeles de Owen Wilson se resumen a ser víctima de “tragedias del hombre común” -.

Stephen Chbosky, Steve Conrad, Jack Thorne son los encargados de realizar un guión digno de ser trasmitido en Hallmark Channel. Nos encontramos ante una película que posee una resolución forzada en toda su integridad; la justificación del “porqué” se muestra en todo momento y cada acción se vuelve obsoleta. Por ejemplo: uno de los personajes de la película es un odioso pibe que lo único que hace es hacerle la vida imposible a Auggie desde el principio hasta el fin, absolutamente todo espectador va a odiar a esta pequeña “obra de arte” infernal que no tiene salvación alguna, pero Chbosky, Conrad y Thorne justifican sus actos como simples formas de ser y que todo acto  de este pequeño pedazo de “criaturita” sea perdonado… Lo siento mucho, pero este personaje merece nada más y nada menos que un buen insulto al salir de la sala.

La fotografía de Don Burgess (Naufrago, El Conjuto 2) es de efecto irregular. En este proyecto el trabajo de Burgess es el equivalente a una meseta: todo lo que sube tiene que bajar y la belleza de la imagen se vé, pero no lo suficiente como para poder impactar. Los grandes momentos quedan opacados por escenas sin vida con una paleta de colores aburrida y sin motivación.

Extraordinario relata una buena historia y sufre por el forcejeo constante de generar buenas vibras en la totalidad del film. Con 20 minutos de sobra la película trastabilla constantemente en su desenlace, y no consigue explotar el potencial que desde sus avances demostraba. Una película buena y del montón en la larga lista de dramas ordinarios.