REVIEW: Godless

Godless

Tras un robo a un tren, uno de los miembros de la banda de Frank Griffin decide huir con el botín, siendo perseguido por sus ahora ex compañeros, pero esto desatará una serie de eventos que incluirán el asesinato a todos los hombres de un pueblo, o como un forajido conocerá lo que es vivir honradamente; mientras todos saben de la amenaza latente que aún existe, llamada, Frank Griffin.

Hoy les vamos a hablar de Godless, una serie que nos dio Netflix el pasado año, y que por desgracia pasó sin pena ni gloria, no teniendo el reconocimiento que al menos nosotros, pensamos que debería tener. Así que hoy le vamos a comentar porque deben ver este western.

Godless

En primer lugar porque Jeff Daniels hace del villano, y ¡Que villano! Si ya es un gusto ver a Daniels en el papel del malo, imagínense un hombre manipulador, carismático, y que con un par de dulces palabras puede parecer la persona más noble y tierna del planeta. Y así es como une a jóvenes a su banda, fingiendo que él se volverá el padre de cada uno de ellos; todo con tal de que le deban fidelidad y den la vida por él.

Es una pena que su personaje no salga tanto como quisiéramos. Pero por suerte, Godless no se desvía en sub tramas aburridas o absurdas, ya que todo lo que cuenta, tiene sentido y confluye en un final donde nada queda colgado o sin explicar.

Es interesante también, como de forma ingeniosa, se baja un mensaje feminista en esta serie. Y es que casi en los primeros minutos, vemos como todo un poblado queda solo habitado por mujeres; y son ellas mismas las que deben sacar a flote el lugar, primero por necesidad, luego mostrando que pese a la insistencia para traer hombres al pueblo, las mujeres pueden resolver las cosas por sí mismas. Y en ningún momento se nos presenta al hombre como alguien inútil; sino que solo se muestra una igualdad entre géneros.

Quizás el mayor pero que tiene la serie, es que nos imponen una forzada historia de amor entre nuestro protagonista (interpretado por la fusión de Tom Hardy y Antol Yelchin, Jack O´Connell). No decimos que esté mal llevada o construida, pero se siente un poco fuera de lugar con lo que la propia serie nos quería contar; es decir, el empoderamiento de la mujer y la típica historia de venganza entre hombres.

Godless

De todas formas Godless es muy disfrutable, y sobre todo, concisa. Ya vimos que uno de los males de las series actuales, es que por temporada, se extienden demasiado, y es raro ver como en esta ocasión, solo tenemos siete capítulos. Así que para todos los que son amantes de los western, o quieran ver un mensaje feminista bien puesto y no impuesto, les recomendamos que para este fin de semana, se den una maratón de Godless.

 

REVIEW: El Marginal

Miguel Patricios siempre trabajó del lado correcto de la ley, o eso parecía. Pero ahora deberá infiltrarse en una peligrosa cárcel para obtener información sobre el paradero de la hija secuestrada de un turbio juez de la nación. Traiciones, nuevas amistades, amor y desesperación estarán  en el presidio, esperando al ahora llamado Pastor Peña.

Las series sobre los escalafones más bajos de Argentina, no son materia nueva. Proyectos como Tumberos u Okupas, fueron trascendentes en su momento; y por eso mismo es que El Marginal llamaba la atención antes de que se proyectara por la tv publica; ya que como es sabido por cualquier cinéfilo/seriefilo argentino, muchas veces se suele caer en el lugar común y lo cliché a la hora de contar estas historias.

El Marginal

Por suerte esto no lo veremos en El Marginal, ya que se retrata bastante fiel como es vivir en este contexto. Además que sabe resolver de forma bastante inteligente, una trama que a priori pareciera verse muy usada sobre todo en el cine (la del preso infiltrado).

Y esto es gracias al buen uso de los personajes secundarios. El trío de actores compuestos por Claudio Rissi, Nicolás Furtado y Gerardo Romano; los primeros como los hermanos que manejan todo en el presidio pese a ser presos, y el tercero como el alcaide que es más corrupto que los propios reos. Cualquiera de los diálogos de estos tres actores es una delicia y va a sacar más de una carcajada al espectador, ya que a medida que tiran información sobre la trama, son una catarata de insultos de esos que terminan causando bastante gracia.

El Marginal

Quizás como único punto negativo, podríamos decir que la serie se extiende en demasía, y  que los 13 capítulos se hacen notar cuando llegamos al tramo final; con algunas sub tramas nuevas que aparecen para conveniencia del guion. Pero esto en contraposición a lo bueno que se nos venía presentando anteriormente, no opaca el buen trabajo realizado por Sebastián Ortega a la hora de crear este micro universo dentro de una cárcel olvidada por la sociedad.

Para aquellos que ya vieron El Marginal en su primera emisión por televisión abierta, están frente a una gran oportunidad para volver a verla, ahora en Universal Channel. Para aquellos que la dejaron pasar, ya sea porque no se animan a producciones nacionales, o porque en su momento no tuvo la publicidad debido a que se emitió en un canal de TV de aire; no pueden dejar perderse esta serie, que nos vuelve a demostrar, que cuando se hacen las cosas bien, la producción nacional no tiene demasiado que envidiarle a la extranjera.

 

Black Mirror: Temporada 4

Black Mirror

Muchos pasaron el fin de semana de fin de año festejando con sus familias y/o amigos, pero muchos otros decidieron hacer una maratón de Black Mirror: Temporada 4, aprovechando el retorno de la ya casi mítica serie.

Pero como suele pasar, no todo fue una genialidad, o al menos para quien les escribe. Así que hoy vamos a hacer un breve repaso de cada capítulo que vimos en Black Mirror: Temporada 4.

 

USS Callister

Black Mirror

Lo que parece ser un universo similar al de Star Trek, termina siendo el videojuego personal de un programador bastante frustrado y  que recibe el menosprecio de sus compañeros de trabajo, y por eso mismo se desquita clonando digitalmente a sus colegas, para luego introducirlos en dicho juego trekkie y maltratarlos a placer, sin que nadie pueda impedírselo.

Quizás no estemos ante uno de los capítulos mas interesantes en la historia de Black Mirror, pero el hecho que se use un programa existente en la vida real, y se le dé una vuelta de tuerca, va a lograr que la mayoría tenga una sonrisa mientras está mirando este episodio; donde se nos muestra de forma brutal y exagerada, algo que sucede en realidad; y es que muchísimas personas suplen sus frustraciones en los videojuegos (o redes sociales), sacando lo peor de sí.

Muy buen capitulo.

Arkangel

Black Mirror

Una madre soltera y sobreprotectora, decide instalar un chip en el cerebro a su pequeña hija. Dicho dispositivo está conectado a una tablet, con la que puede ver lo que la pequeña ve, vigilar sus signos vitales y hasta prohibirle ver o escuchar cosas que la estresan. Pero a medida que la niña crece, la madre deberá dejarla crecer; hasta que su instinto protector se hace más fuerte y vuelve a vigilarla…

Este es un capítulo que divide aguas, ya que la critica a la sobre protección de los padres, y hasta qué punto está bueno que se involucren en la vida de sus hijos, podrá gustar a algunos, o parecerle exagerado a otros. Pero a favor podemos decir que el abuso de la tecnología y cómo ésta impacta en nuestras vidas (o sea, la esencia de la serie) está presente desde el primer minuto.

Buen capitulo.

 

Crocodile

Black Mirror

Después de una noche de fiesta, una pareja bastante irresponsable y bastante pasada de alcohol y otras sustancias, atropella a un chico; deshaciéndose del cuerpo casi de inmediato. Luego de unos años, ella ya re hizo su vida, pero él sigue afectado por lo que sucedió. Ella hará todo lo posible para evitar que el pasado salga a la luz, pero la aparición de una investigadora con un dispositivo que nos hace ver los recuerdos, va a desatar una serie de hechos catastróficos.

Crocodile es sin dudas el capítulo más flojo de toda la temporada. No solo porque el factor tecnología aparece tarde (dando hasta entonces un episodio más cercano a CSI que a Black Mirror), sino que en su resolución, se nos muestra una torpeza poco digna de alguien que parecía tan meticulosa y decidida como lo es nuestra protagonista.

Flojo y con ganas.

 

Hang the DJ

Black Mirror

En una sociedad donde un sistema elige nuestras parejas y determina cuánto tiempo debemos estar con ellas, dos personas que se conocieron hace tiempo, vuelven a ser elegidos; pero esta vez optando por no averiguar cuánto tiempo tienen para estar juntos. Luego de que una pelea los separe, ambos deciden volver a unirse y escapar de este mundo, arriesgándose a cruzar un muro que separa todo lo que ellos conocen de algo totalmente desconocido.

Las aplicaciones vuelven a hacerse presente en Black Mirror, en esta ocasión, jugando con la pérdida del libre albedrio y que tanta fe depositamos en UN sistema. Si en el recordado episodio de la app de corazoncitos se retrataba la banalidad del mundo actual, ahora veremos una fuerte critica a cómo las parejas a veces buscan cualquier motivo para no ser felices, o peor aún, dejándose llevar por lo que dice la sociedad.

Otro de los pocos grandes capítulos de esta temporada.

 

Metalhead

Black Mirror

En un mundo casi desolado, una mujer pierde al grupo de sobrevivientes con quienes se encontraba, y debe escapar de un perro mecánico letal que le va a dar caza por todos lados donde ella se esconda.

Quizás el capítulo más simple en temática de toda la temporada. El hecho de que sea en blanco y negro ayuda a reforzar un aire a soledad y darle un tono post apocalíptico. Pero sinceramente, no muestra nada destacable y parece ser más un mediometraje de estudiantes de cine que un capitulo de Black Mirror.

Episodio regular y olvidable.

 

Black Museum

Black Mirror

En un particular museo, una chica hace tiempo mientras el dueño le muestra diferentes dispositivos y las trágicas historias detrás de casa uno de ellos.

Capitulo extraño el que da final a esta temporada, porque dentro del mismo se nos cuentan tres historias distintas, que luego son mezcladas de forma bastante forzada para dar un resultado con moraleja. Pareciéndose más a un episodio de La Dimensión Desconocida que de Black Mirror, y dejando la sensación de que no sabían bien como unir estas tramas que por sí solas, hubieran funcionado bien de forma independiente.

Otro capítulo olvidable.

 

Y así llegamos al final de este repaso de Black Mirror: Temporada 4, que como verán, fue bastante irregular. De todas formas la serie sigue siendo entretenida, y un par de episodios flojos no van a tirar por tierra lo recomendable que es.

REVIEW: Vice Principal

Vice Principal

HBO es conocida actualmente por ser una de las señales que tiene, quizás, varias de las mejores series del momento. Pero estos programas acaparan todas las luces, dejando sin foco de atención, algunos shows que valen MUCHO la pena seguir. Uno de ellos es el caso de Vice Principal; y hoy vamos a hablar un poco de ella.

Creada por Jody Hill y Danny McBride; y protagonizada por éste último y Walton Goggins, Vice Principal nos muestra la pelea que hay entre dos vice directores de un instituto de primaria de Estados Unidos. Al ver que dicho puesto cae en manos de una persona que estaba fuera de dicha ecuación, ambos rivales deciden unir fuerzas para hacerle vida imposible a la nueva directora, para, por fin, poder disputarse el trabajo entre ellos.

Vice Principal trata sobre adultos. Contrariamente a lo que muchos pueden suponer viendo una serie que se sitúa en un instituto, acá el protagonismo lo lleva gente grande. Eso sí, que sean mayores de edad, no significa que no los veamos hacer algunas cosas que ni el adolescente más inconsciente haría.  Esto se da porque si se sabe el estilo de humor que maneja Danny McBride, es obvio que se lo iba a imprimir a una creación suya.

Vice Principal

Pero, sin dudas, lo que más destaca de Vice Principal es la brutal química que tiene con Walton Goggins. Los personajes de ambos tienen personalidades muy distintas, pero juntos funcionan a la perfección; siendo el primero de ellos alguien osco que quiere ser amable pero con la mínima provocación se volatiliza, y el segundo aparentando ser buena persona cuando a la legua se nota que es alguien manipulador que sólo vela por sus propios intereses.

Pero, si toda esta bizarreada funcione, es porque detrás de todo, vemos también la vida personal de estos dos vice directores impresentables. Y la contraposición con lo que aparentan ser, es asombrosa y quizás en estas dos caras de la misma moneda, es donde radica la genialidad de Vice Principal.

Ambos tienen unas vidas pésimas; con Gamby (McBride) estando separado y sintiéndose muy inferior al actual marido de su ex esposa, y una hija que lo ve como un fracasado y con la cual no puede conectar. Mientras que Russell (Goggins) ostenta una vida perfecta, que construyó a bases de mentiras mientras que sus familiares directos lo ven como un pusilánime.

Vice Principal

Vice Principal no solo es comedia; también nos muestra la triste vida de dos personas que intentan superarse y que idealizaron un puesto de trabajo, como la fuente de la felicidad; cuando quizás la misma esté mucho más al alcance de la mano. Nada que no se parezca a la vida real…

Con solo dos temporadas, Vice Principal es una de las mejores comedias que pudimos ver los últimos años; pero por desgracia no tuvo el reconocimiento que se merecía. Por eso desde locoxelcine se las recomendamos al 100%.

REVIEW: The Punisher

The Punisher

Frank Castle ya mató a todos los que pensaban que estaban detrás del asesinato a su familia; y ahora intenta llevar una vida en paz, siendo un solitario que no busca tener contacto con nadie. Pero nuevos datos salen a la luz, así como la presencia de algunos conocidos que necesitan de su ayuda; o que permanezca “muerto”. Castle tiene que volver a investigar que pasó en realidad, pero ahora no estará solo.

Luego del mega éxito que fue la segunda temporada de Daredevil, y con la enorme aceptación que tuvo el Punisher interpretado por Jon Bernthal, Netflix no tardó demasiado en anunciar que se nos vendría una serie en solitario de Frank Castle. El hype era enorme, y muchos (donde este redactor se incluye), esperaban esta adaptación por sobre algunas películas de superhéroes que tuvimos este año. Y así como la expectativa era demasiada, las posibilidades de salir decepcionado también lo eran; aunque este no fue el caso (al menos para quien les escribe).

The Punisher

Muchos esperaban una serie de acción con tiroteos constantes y un tendal de muertos capítulo a capítulo, pero, si algo nos enseñó Netflix, es que prefiere que sus series en sociedad con Marvel se desarrollen de a poco, para que cuando empiece la cosa golda, tenga un sentido de ser y no solo sea fanservice. Pero también demostró que a veces no sabe resumir y que estira estas series más de lo necesario; incluyendo algunos capítulos que alargan sin necesidad la trama y que se hace evidente que esto fue hecho a propósito.

Esto último, se hace muy evidente con cierto personaje y una subtrama que no aporta absolutamente nada al desarrollo de la historia principal; ocupando casi dos episodios enteros y robándole bastante protagonismo a Frank Castle y los villanos de la serie. Mal ahí Netflix.

Y hablando de los villanos, es sabido por todos que Punisher tiene pocos villanos recurrentes, ya que mata a todos los criminales con los que se enfrentan. De todas formas a medida que la historia avanza, vamos a reconocer a alguien muy conocido, y también hay referencias a otro malo que seguramente veremos en futuras temporadas.

The Punisher

Pero estoy seguro que todos quieren saber si hay buenas escenas de tiroteos, ya que al fin y al cabo, esa es una de las gracia de este personaje. Y si, las hay, pocas, pero con una calidad que muchas películas de acción con mayor presupuesto, no pueden ofrecer. Con una dirección sobria que siempre deja en claro quién está disparando a quien; se agradece bastante que en este apartado Netflix se mantuviera en el mismo tono que las anteriores series de superhéroes.

Con algunos detalles mínimos como la innecesaria duración de 13 capítulos, o algún personaje que no aporta nada (no, no piensen en Karen), The Punisher vuelve a subir el nivel súper heroico de las series de Netflix, algo que se había perdido tras la segunda temporada de Daredevil y Jessica Jones. Ahora queda esperar que Iron Fist y Luke Cage se rediman.

Blood Drive

Después de unas semanas volvemos a hablarles sobre una serie, que por desgracia pasó con más pena que gloria por la tv norteamericana, ya que fue cancelada oficialmente tras la finalización de la primera temporada. Pero como sabemos que a muchos de ustedes les gustan las cosas raras y el cine B, no podíamos dejar de hablar y recomendar a Blood Drive.

En un futuro distópico donde las clases sociales bajas son oprimidas casi a su exterminio, una empresa multinacional maneja casi toda la industria planetaria. Una de sus ramificaciones promociona Blood Drive, una carrera sangrienta a lo largo del país con la promesa de que la pareja de conductores ganadoras recibirá una riqueza tal, que nunca deberá volver a trabajar. Pero vale recordar que las reglas de la carrera permiten el asesinato, así como que también los autos usan sangre como combustible.

No, no estamos bajo el efecto de ninguna sustancia rara cuando escribimos la sinopsis. De hecho si había alguien con cosas extrañas en su sistema, fue el creador de esta serie, James Roland; quien da vida a este producto que pareciera ser uno de los productos que nacieron a partir de Grindhouse, aquel proyecto compartido por Quentin Tarantino y Robert Rodriguez.

Blood Drive

Así es, Blood Drive tiene esa estética, con una premisa que agrega cosas de Death Race (el film original, no el remake protagonizado por Jason Statham), y muchísimas referencias al cine de terror clase B de los ochenta, que irán apareciendo a lo largo de los 13 episodios. Homenajes al slasher, los zombies, incluso al western tienen vida en este programa, que como verán es uno de esos hermosos pastiches que tanto gustan al fandom.

Acompañando esta locura tenemos a los dos protagonistas, Arthur y Grace, interpretados por los ridículamente lindos y sexys Alan Ritchson y Christina Ochoa. La pareja principal se complementa de forma perfecta, y no sería raro verlos a estos actores en proyectos similares. En especial a Ochoa, que debería aprovechar este movimiento de mujeres bad ass que se viene impulsando en la industria desde hace unos años.

Como supondrán, el bajo presupuesto se hace evidente en Blood Drive, ya que es una serie sin ningún nombre pesado detrás o delante de cámaras. Pero ésto se compensa con imaginación y un estilo visual que recuerda a las películas de antaño; dándole un toque aun más nostálgico que se suma a lo antes citado.

Blood Drive

Por desgracia la serie fue cancelada tras la finalización de la primera temporada (que terminaba dando pie a una segunda parte). Pero nosotros se la recomendamos igual, ya que es súper entretenida y bizarra.

En esta ocasión no vamos a poner puntaje, ya que estamos hablando de un producto que se ve mal a propósito, y los puntajes serian injustos. Pero el solo hecho de que la estemos comentando, es suficiente para que deduzcan que tanto nos gustó.