Cargando...
AcciónComediaEstreno de la semana

Estreno de la semana: Profesión Peligro

El cine de acción sabemos que suele funcionar bien con la comedia. Y esto es aún mejor, cuando se cuenta con intérpretes con facilidad para la misma, como lo son en este caso, Emily Blunt y Ryan Gosling. Pero también sabemos, que el cine no es juntar caras conocidas y ya; algo que parece que no entendieron en Profesión Peligro. Veamos el porqué.

Colt Seavers es un doble de riesgo, principalmente de la mega estrella Tom Ryder. Tras un accidente y la separación con su pareja, Jody Moreno, Colt Seavers se retira. Pero tras ser contactado, vuelve a los ruedos, esta vez en una película de Jody Moreno, que ahora es directora. Pero todo se complica cuando el actor principal, Tom Ryder, desaparece.

Como dije, el principal problema de esta película resulta ser la pereza que tuvieron al hacerla; porque no ofrece nada más allá de lo que dije, caras conocidas y explosiones. Olvídense de alguna trama entretenida, chistes elaborados, o mucho menos alguna segunda lectura que se le pueda hacer al guión. Es lo que vemos en el poster, literalmente: Emily Blunt y Ryan Gosling con una explosión de fondo.

Podría haber sido interesante indagar en el mundo de los dobles de acción, profesión que, hasta el momento, poco se utilizó en el cine, siendo Death Proof o Driver las pocas que tomaron dicha labor para el rol principal (y encima una de ellas es la peor de la filmografía de su director). Pero acá se hace de forma tan vaga, que se nos presenta a estos especialistas casi como si fueran agentes de la CIA que pueden resolver cualquier problema.

Si, Gosling y Blunt están bien. Pero es más por su talento y la química que tuvieron (y que se dejó ver en la última entrega de los Oscar), que porque el guión les diera algo con lo que trabajar. Hasta me arriesgaría a decir que ni ensayaron sus tomas, las hicieron como a ellos les pareció y ya; ese es el resultado final.

En cuanto a la dirección de David Leithch, está bien. De hecho, tenemos una pelea un poco lisérgica, que se ve bastante bien y presenta originalidad. Pero eso, y explosiones de colores, no logra tapar los huecos o la flojera argumental que presenta Profesión Peligro.

Para no extenderme más, porque Profesión Peligro no lo vale. Estamos ante quizás lo más flojo y rastrero que puede presentar el Hollywood actual, y es el de la ley del mínimo esfuerzo. No sabemos cómo le irá en taquilla a este proyecto; pero no sería extraño que arranque bien, y el boca a boca la vaya desinflando. De ser así, bien merecido lo tiene.

 

5/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *