Cargando...
AcciónEstreno de la semana

Estreno de la semana: Godzilla y Kong: El nuevo imperio

Hace un par de años (justo cuando salíamos de la pandemia) el sueño húmedo de varios se cumplió cuando en cine, y con una producción de Hollywood, veíamos a dos de los monstruos gigantes más famosos de la historia del cine, no solo compartir pantalla, sino que unirse para luchar con un enemigo en común. Y si bien Godzilla vs Kong no fue una joya, rindió lo suficiente como para que tenemos una secuela. Veamos qué tal le fue a Godzilla y Kong: El nuevo imperio.

Esta vez, vemos cómo Kong deambula por la Tierra Hueca, mientras sigue buscando a más seres de su especie, y acabando con cualquier posible amenaza; mientras que Godzilla está de a poco haciéndose más poderoso, sin que los demás sepan el porqué. Y en el medio, los humanos intentando averiguar qué pasa.

Habrán notado la última oración que use en el párrafo anterior, y no fue gratuita. Porque sé que la gran queja de la mayoría con respecto a este universo compartido, es el excesivo protagonismo que se llevan los humanos, relegando a los monstruos casi a un segundo plano. Y tengo que decirles, que Godzilla y Kong: El nuevo imperio vuelve a cometer el mismo error por millonésima vez.

¿Se acuerdan del papel de la niña proveniente de una tribu de nativos ya extinta? Bueno, yo tampoco, pero ahí la tenemos de nuevo, esta vez robándose cámara por varios tramos de una película que no llega a las dos horas. En el apartado “humanos”, solo podemos destacar los roles de Dan Stevens y Brian Tyree Henry, y más por el carisma de ambos, que por la escritura de sus personajes.

Pero tranquilos, el último acto se recompone y es casi un 100% de los monstruos gigantes sacándose la madre, en escenas que hasta podría decir, que cansan y saturan de tanto CGI y destrucción a mansalva. Siempre todo acompañado por power ups y artilugios sacados de la galera, por mera conveniencia del guión.

Podría parecer que la película no me gustó, y si lo parece es porque lo es. Si bien no es un subgénero que disfrute demasiado (el de los kaijus), si hay algunas obras que destaco, con alguna cinta nipona de Godzilla o Pacific Rim. Pero Godzilla y Kong: El nuevo imperio no estaría siendo el caso, porque pese a volver a presentar a los dos monstruos gigantes más famosos de la historia del cine, poco más nos ofrece.

En conclusión, Godzilla y Kong: El nuevo imperio es bastante continuista con su predecesora. La disfrutaron, esta nueva entrega del “monsterverso” no los va a defraudar. Ahora, si les fastidió la sobredosis de personajes humanos, la sobrecarga de CGI y una trama bastante simplona y plagada de diálogos de exposición, no sé qué tanto les convendría darle una oportunidad a este proyecto.

 

5/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *