Cargando...
Reviews

Review: ¡Patos!

¡Patos! es una película animada que se propone como alternativa para ver con los chicos. Del estudio Illumination, productor también de las sagas Mi villano favorito, Minions y Sing, y del éxito de taquilla Super Mario Bros. La película, se proyecta precedida por un corto del universo de las primeras dos que no tiene nada que ver pero crea la necesidad de seguir atenta a las próximas pelis.

Luego del corto, la historia comienza con un relato enmarcado con una estética como de ilustraciones de cuentos infantiles: es lo que les cuenta Mack a sus hijos, la pequeña Gwen y el adolescente Dax. El relato es interrumpido y cambiado por Pam, la madre. Y es que padre y madre tienen visiones distintas de la vida; él prefiere la seguridad del estanque e inculcarles miedo como método de protección y ella desearía que no sean temerosos y se permitan aventurarse si es lo que quieren.

Con la llegada de unos patos migratorios, la familia Mallard se ve tentada de conocer nuevos horizontes… todos menos el patriarca, quien después de una discusión con Pam se reconoce en la opinión conservadora del tío Dan (decrépito y orgulloso de nunca haber salido de su zona de confort) y termina aflojando.

Los cinco emprenden el viaje a Jamaica que les habían mencionado los otros patos pero en un momento se extravían y llegan a Nueva York. Toda esta primera parte es un poco lenta y casi pedagógica de lo que deberían ser los vínculos familiares y de pareja; luego se pone más interesante, con la vivencia de las aventuras.

En su viaje entablan vínculos con palomas neoyorkinas, con un guacamayo jamaiquino y con otros patos new age que viven en una granja agroecológica y flashean salvación a través de la espiritualidad. Este segundo mensaje, el de dejarse afectar por los otros, preocuparse por su suerte y ayudarse mutuamente (más allá incluso del núcleo familiar cerrado), es quizás el más interesante. Ése y que los padres no son todopoderosos y también necesitan ayuda.

En suma, medio esquemática al principio para presentar el conflicto,  toma ritmo luego y muestra una familia (con padres heterosexuales y dos niños, bien tipo, hay que decirlo) que se atreve a salirse del nido cerrado y a vivir aventuras dejándose afectar y cooperar con otros, formando una bandada extraña pero igual de amorosa. Tierna y correcta.

 

6/10

 

.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *