Cargando...
Reviews

Review: La burbuja

Si quisiéramos podríamos linkear La burbuja —estrenada en noviembre en la selección oficial del Festival de Biarritz— con Fase 7 (2010). Es que si esta última plantea una situación apocalíptica de pandemia en la ciudad (10 años antes, cáiganse de culo), el nuevo thriller argento podría mostrar la contraparte de cómo se viviría algo así en el campo.

El campo es una estancia en las afueras de un pueblo cercano a La Pampa, adonde Daniela (Victoria Almedia) vuelve con su marido Jorge (Alfonso Tort) y sus hijos para visitar a su padre (Jorge Marrale), quien vive solo y ha tenido problemas de salud últimamente. En medio de las dudas sobre qué hacer con el padre —internarlo, contratarle una enfermera full time o llevarlo a vivir con ellos a Buenos Aires— el auto se descompone y las noticias muestran cortes de luz en amplias zonas de la capital. Entonces se corta la electricidad también ahí y parece que es algo de todo el país.

La película nos muestra el contexto pandémico con la distancia de los casi cuatro años transcurridos. Y si bien no se menciona el covid, la atención extrema en ponerse el barbijo todo el tiempo para interactuar con los que están fuera de la burbuja, mantener la distancia o hasta evitarlos, se ve en el personaje de Daniela con cierta sensación de extrañamiento. Aunque esas escenas fueron corrientes para todos en algún momento.

Del mismo modo que las noticias sobre la ola de calor y los amplios cortes de luz y las editoriales televisivas que critican la gestión de la pandemia, se opera desde hechos reales y ocurridos, un deslizamiento hacia cierto fantástico, hacia otro curso de realidad perfectamente posible: el caos, la paranoia y la lucha por la supervivencia.

Además del atractivo de permitir espiar una hipótesis de futuro paralelo, La burbuja tiene un guión (Santiago Ambao) que plantea varios puntos densos y sugerentes como el recuerdo de una madre maltratadora, el sótano al que Daniela no puede ir porque es el lugar de ese trauma, el descubrirse deviniendo esa madre hasta con sus ropas, un padre que apenas habla y un repliegue en la estancia que hace al afuera cada vez más lejano.

La dirección de Miguel Ángel Rocca (La mala verdad) no se queda atrás: resalta el juego de planos desde los espejos magistralmente. ¿Querés más? El morbo de ver a los mismos actores encarnando otro modelo de pareja —ya habían sido Magdalena y Oscar en la serie El reino—. Por todo esto La burbuja es un último cartucho del cine nacional en 2023 que la verdad que pone un gran moño a la despedida del año.

 

9/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *