Cargando...
Reviews

Review: Nefarious

En este sin fin de películas de terror poco aterrorizantes aparece Nefarious, basada en el libro Nefarious Plot (2016) de Steve Deace. Veamos si seguirá aumentando la lista de película zombies, o no.

Para empezar, un film que deriva de un libro tiene punto a favor. ¿No cierto? Al menos asegura algo un poco más pensado. En este caso tenemos a Edward (Sean Patrick Flanery), un condenado a muerte por múltiples asesinatos, y al Doctor James Martin (Jordan Belfi), quien debe realizar una pericia psicológica para afirmar o negar esta sentencia según la condición mental del acusado.

Edward ya confesó sus crímenes, pero además asegura ser un demonio que tiene de rehén a ese cuerpo, por ende, el sistema penitenciario estima que está intentando pasar por perturbado para evadir la silla eléctrica. En este contexto entra en escena James, un psiquiatra ateo, quien busca mantenerse imparcial aun cuando los carceleros le advierten que Edward es un maestro de la manipulación.

Nefarious está dirigida por el duo Cary SolomonChuck Konzelman, quienes ya tiene en su haber varios proyectos en el género de cine cristiano. En este film se puede ver algunas puntas como por ejemplo la discusión sobre el aborto y la muerte asistida.

Es arriesgada la apuesta de sostener casi el noventa por ciento del tiempo en pantalla solo a dos actores (no demasiado conocidos) en diálogo continuo. Digo diálogo, de pares, pero al principio se percibe un abuso de poder del lado del psiquiatra con aval para autorizar la muerte de alguien, sin embargo, que lo hayan balanceado con, ni más ni menos, que un general del infierno, parece justo. Bien resuelto y sostenido con la actuación sin reproches de Sean Patrick Flanery (Saw 3D) y Jordan Belfi (Good Girls). Por momentos uno se encuentra completamente sumergido en la discusión teológica y moral. Aun cuando el papel de Flanery (Edward) se siente un poco exagerado ¿quién soy yo para juzgar a un general del infierno?, tal vez sean así… Porque el contraste entre ese exceso de confianza y algunos miedos que pueden ser equiparables con el de la oscuridad en un niño de primaria, en principio me pareció inconsistente para el rango de este demonio, pero luego al analizar en profundidad a los dos personajes creo que esas fluctuaciones son lo que lo hace creíble. Con respecto al papel de Belfi (James) es impecable el arco y la interpretación de esa transformación.

Lo más interesante de Nefarious es la resolución del conflicto entre los protagonistas, llama a la reflexión con solo volver a apelar a ese desbalance inicial con abuso de poder.

Quedará en el propio juicio resolver este dilema moral, por lo tanto la peli no engrosará las listas de cintas sin argumento y que caminan la trama mordisqueando cualquier tipo de cosa que se les acerque sin una mínima sensibilidad en el paladar.

En fin, con tan solo un escenario de cuatro paredes y dos hombres sentados cara a cara, Nefarious logra convencer e interpelar. Es mucho más de lo que vino proponiendo el género hasta ahora, con algunas excepciones, por supuesto. No obstante, la calificación de thriller psicológico le queda mejor.

Es una buena opción para ir al cine y se estrena hoy.

 

6.5/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *