Cargando...
Disney+SeriesSuperheroes

Disney+: Secret Invasion

Las series relacionadas al MCU no paran y ahora le toca el turno a una protagonizada por Nick Fury, en un afán de darle una serie a casi cualquier personaje que hayamos visto en las películas; pese a que quizás no se tenía algo interesante que contar ¿O sí? No, pero sigan leyendo para saber el porqué del desastre de Secret Invasion.

La trama como les dije sigue a Nick Fury, quien junto a Thalos (ese skrull que vimos en Capitana Marvel y la segunda entrega de Spider-Man), deben detener una rebelión de algunos skrulls, quienes liderado por Gravic, deciden declararle la guerra a la humanidad para quedarse con el planeta Tierra.

¿Por dónde empezar en este desastre? Ya ni me voy a gastar en quejarme del CGI digno de Play2, ya que, si en las propias películas esto deja que desear, se imaginaran acá. Pero es que la trama es tan absurda, que no solo nos plantea un villano absurdo, o una conspiración ridícula, sino que se defecan en el propio personaje de Nick Fury.

¿Se acuerdan de ese gran estratega que tenía planes para sus contra planes? Bueno, olvídense, porque acá se nos deja en claro que solo escaló en la jerarquía de S.H.I.E.L.D usando a estos extraterrestres cambia formas, y no por su astucia o violencia cuando la situación lo ameritaba. Linda forma de arruinar el papel de Samuel L. Jackson (quien es de lo poco rescatable).

Nombré al villano, y así como pasó en Falcon y el Soldado de Invierno donde el malo era un nene caprichoso con una motivación ridícula y que a menos que se tenga cinco años, uno mismo vería el sin sentido que es su demanda, acá es peor porque todo se basa en conquistar un planeta, con un grupo de aliados minúsculo en comparación a la cantidad de seres humanos que somos. Y mejor ni hablemos de Kingsley Ben-Adir, quien le da vida; que se la pasa gritando, gesticulando y haciendo quiebres de cintura.

Así y todo, podemos rescatar algunas cosas buenas, como por ejemplo las actuaciones del ya mencionado Jackson y la del eterno infravalorado Ben Mendelsonh. Es una pena ver como desperdiciaron a Olivia Coleman (quien pese a todo muestra su talento, más por oficio que por guion), o como no usaron lo mejor que puede ofrecer Emilia Clarke, su carisma.

En fin, esta serie no merece que me extienda mucho más. Es entendible que Marvel/Disney quieran sacar productos para seguir vendiendo merch, pero ya sería hora de replantearse si estrenar cuanta cosa se les ocurra no termina siendo perjudicial para el sub género, haciendo que la tan mencionada sobreexplotación, sea tomada como ejemplo con el MCU.

 

4.5/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *