Cargando...
ComediaStar+

Star+: Nada

Podría hacer una introducción larga, comentándole quienes son los responsables de esta serie; o de la extensa carrera de Luis Brandoni. Pero se que todos vinieron para que hable de la aparición de Robert De Niro en una producción argentina; así que sigan leyendo y vean si su mera presencia sirve para dar que Nada sea buena.

Conocemos a Manuel Tamayo Prats, un viejo amargado que es crítico culinario, y que parece que todo le molesta en la vida. Vida que cambia cuando su empleada doméstica, fallece; siendo quien era la que un poco más, le tenía que cortar la comida. Ahora con una nueva chica bajo su servicio, empezará a ver la vida de forma diferente.

Con el humor tragicómico que siempre caracterizó a la dupla compuesta por Mariano Cohn y Gastón Druprat, Nada es casi una secuela espiritual de Mi obra maestra, ya que el personaje de Brandoni, comparte muchas similitudes con ese otro también viejo gruñón. De hecho, hasta se animaron a hacer una referencia a la película recién nombrada.

Otro punto clave para que la serie sea tan dinámica, es que los capítulos son cortos. Apenas rondan la media hora, haciendo que no solo sea fácil de maratonear (quien les habla la vio completa en la noche del sábado); sino que aparte el ritmo es bastante dinámico. Siempre pasa algo, y la historia avanza hacia adelante, no se regodea en chistes y ya, sino que los usa para contar algo.

Pero hablemos de lo que les interesa a todos, la dupla BrandoniDe Niro. Por desgracia el papel del actor norteamericano es bien escaso; haciendo las veces de narrador, o explicándole al público extranjero, muchas analogías que solemos hacer los argentinos, utilizando a la comida como referencia. Frases como “estar al horno” o “remarla en dulce de leche”, tendrán sentido ahora, para aquellos que no nacieron en el país del asado y las empanadas.

A sabiendas que es un lujo que una producción nacional cuente con alguien de la talla de Robert De Niro (pese a salir poco, o que ya no es lo que era), Nada también es buena por méritos propios. Con un muy buen Luis Brandoni cargándose toda la serie a sus espaldas, el humor que caracteriza a la casa; y una sensación de querer probar todos los platos que van comiendo los personajes; solo queda esperar que no tengamos que no se demoren mucho en hacer otra realización así, hecha en nuestro país.

 

 

8.5/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *