Cargando...
Estreno de la semanaHechos realesPolicial

Estreno de la semana: Los asesinos de la luna

Que Martin Scorsese es una leyenda viviente, nadie lo puede negar. Estando entre los mejores directores de la historia del cine, cada película del realizador italo descendiente es casi un evento en sí mismo. Y como no podía ser de otra manera, no nos íbamos a perder su nueva obra, Los asesinos de la luna.

La trama sigue la historia real de la segregación que sufrieron los nativos americanos a principios del siglo pasado; en especial, las mujeres de la comunidad Osages, quienes heredaban los derechos a la explotación de las tierras petrolíferas de la zona. Y todo lo veremos desde la mirada de aquellos que cometieron tales atroces hechos.

Y el viejo Martin lo volvió a hacer. Tras la genialidad que fue El irlandés donde juntaba a un dream team de actores asociados al cine de mafiosos, ahora reúne a sus dos “musas”, dándoles unos papeles excelentes a los dos; y sorprendiendo a la mayoría con la presentación de Lily Gladstone quien junto con los actores ya nombrados; dan unas actuaciones que desde ahora piden pista para futuras nominaciones a los Oscar.

Pero no solo ahí termina la genialidad de Los asesinos de la luna. El cómo se relata la historia está lo suficientemente a la altura de lo que uno podría esperar. No demonizando a “los blancos” ni victimizando a los nativos; sino mostrándolos como personas, donde hay buenas y malas, y que tuvieron que jugar con las cartas que les tocaron; algunos aprovechándose de la situación y otros no. En este sentido, si alguien se queja, le recomiendo que se haga ver…

Aparte que el diseño de producción también es digno de nominación. El cuidado al detalle para ambientarnos en esas décadas iniciales del siglo pasado, remiten mucho a la estética de los films crepusculares del western, por ejemplo.

Pero para no ser tan chupamedias de Martin Scorsese, vamos a decir que las tres horas y veintiséis minutos se sienten y bastante. Si bien no hay secuencias específicas que podríamos mencionar para quitar, si es evidente que una tijera por acá y por allá hubiera venido bien, al menos para bajar el metraje a las tres horas secas y ya. En épocas donde la gente se aburre si no recibe una explosión por minuto, sabemos que este factor va a alejar a varios.

Si bien en lo personal disfruté un poco más de El Irlandés, Los asesinos de la luna es una gran película, que debería ser de visión obligatoria para todo aquel que se precie de ser cinéfilo. No le tengan miedo a su duración; porque sin dudas estamos ante una de las mejores películas del año.

 

9/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *