Cargando...
Reviews

Review: Jaque Mate

Jaque Mate trae a Adrián Suar en el rol de protagonista y en una zona de género —policial/acción/comedia— en la que ya ha cosechado buenos frutos. Recordemos las series Poliladron y 22, El Loco y la peli Comodines (1997) dirigida por Jorge Nisco al igual que el presente estreno.

La historia gira en torno a Duque (Suar), un agente secreto retirado que es atacado en su cabaña del delta justo cuando lo visita la sobrina. Tras el secuestro de la chica, él decide volver a reunir a la vieja brigada en busca de ayuda. Aquí es donde seguramente entra a jugar la distribución de Amazon Prime y el interés de colocar el producto entre audiencias amplias, ya que el elenco internacional se completa con la española Maggie Civantos (Vis a Vis y Las chicas del cable), el mexicano José Eduardo Derbez (De Viaje con Los Derbez, Qué pobres tan ricos) y el israelí Tsahi Halevi (Fauda).

En este sentido, tampoco es tirado de los pelos ver un intento de crear una especie de Misión Imposible a lo argenta: con menos presupuesto, escenarios locales, más humor y la posibilidad, si funciona, de fidelizar a la audiencia con un personaje que no cambie mucho a lo largo de las entregas, sino más bien que se enfrente a un reto distinto cada vez.

Aquí el reto es el siguiente: una científica argentina crea una fórmula que cura una enfermedad y planea liberar la patente. Entonces, el villano excéntrico de Mike Amigorena les pide robarla a cambio de la sobrina de Duque—obviamente el secuestrador planea quedarse con la propiedad y salvar a occidente de la colectivización de la salud—.  Y quienes sigan al personaje de Ethan Hunt sabrán que la premisa es hacerlo pero engañando a los malos, porque la prioridad siempre será la población mundial.

No cuento más sobre la trama para no spoilear pero marco algunos detalles interesantes: el personaje de Halevi como un agente judío ortodoxo forma una dupla hilarante con Malcosido (caracterizado de manera excelente por Benjamín Amadeo), quien tiene la presentación más punch con música de Trueno; las escenas de pelea cuerpo a cuerpo son buenísimas y pueden llegar a compensar el inverosímil de que las balas no penetren a través de las paredes de madera; Civantos con acento porteño es más creíble que el mendocino de Suar,

En síntesis, Jaque Mate es una película entretenida, no como el bodrio de El duelo (2023). Sin embargo y como nota al pie, ambas coinciden al presentar un interés romántico heterosexual en la que los actores le llevan 16 y 18 años a las actrices —para repensar esto de que el patriarcado y sus reflejos culturales son una invención y que ellos son “interesantes” y ellas tienen que ser “jóvenes”—.

 

7/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *