Cargando...
AnimaciónEstreno de la semana

Estreno de la semana: Lightyear

Varios alzamos una ceja cuando nos enteramos de que se nos venía una película spin off de Toy Story, centrada en el personaje de Buzz. Pero cuando se nos explicó por donde iban a ir los tiros, la cosa se puso un poco interesante. Finalmente llega a nuestros cines Lightyear, y ahora pasamos a contarles que nos pareció.

La película es justamente, la película que inspira al muñeco de Buzz Lightyear, donde nuestro protagonista es miembro de los Rangers Espaciales; que, tras un error cometido por él, quedan varados junto a la tripulación en un planeta bastante hostil. Ahora será tarea del propio Buzz lograr la ecuación perfecta del cristal que funciona como combustible para poder sacar a todos de ahí y continuar con la misión.

Estamos ante la típica historia espacial de redención, donde nuestro personaje principal se cree el único capaz de solucionar el error que cometió, y por ende no confía a nadie; es decir, una película de aprendizaje donde lo importante es saber trabajar en equipo, en lugar del propio individuo luciéndose ¿Esto les suena de alguna trama de Toy Story?

Y hasta ahí llegan las semejanzas con la saga madre, porque por suerte, Lightyear crea su propio camino; siendo una aventura espacial de esas que cada vez nos llegan con menor frecuencia a nuestras salas. Algo que se agradece bastante, pese a que el resultado final es bastante simplista.

Y eso se lo adjudicamos a un pobre elenco de secundarios. No solo que muchas veces terminan siendo un lastre, tanto para el protagonista como para el espectador, sino que entran en reemplazo de otros personajes que se nos había presentado inicialmente, y que si eran lo bastante carismáticos como para que los extrañemos. Pero de este comentario quiero dejar afuera al gato Sox, quien seguramente se convierta en el juguete de moda en estas vacaciones.

Poco más tenemos que agregar sobre Lightyear. El elenco de voces cumple y ya, haciendo un trabajo competente, pero sin sobresalir. La animación se ve colorida pero no es algo que no hayamos visto antes; y de la historia y los personajes ya hablamos.

En conclusión, Lightyear es una película entretenida. Sin demasiadas pretensiones, cumple con su propósito de ampliar el lore de Toy Story, teniendo la suficiente personalidad como para que no se sienta como algo hecho para seguir sacando juguetes. Ideal para irla a ver con los más peques de la casa.

 

7/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *