Cargando...
ReviewsTerror

REVIEW: El muñeco diabólico

Andy acaba de mudarse a su nuevo hogar, y no parece adaptarse muy bien. Es por esto que su madre, decide adelantar su regalo de cumpleaños dándole uno de los Good Guy que devolvieron en el local de electrónica donde trabaja. Lo que nadie esperaba, es que dicho juguete tenga una falla de fábrica que lo terminará convirtiendo en un psicópata asesino

Mucho se especuló, o más bien, se odió a este proyecto desde que se anunció. Ya sabemos que, a la mayoría de la gente, la idea de un remake le revuelve las tripas. Y la cosa empeoró, cuando vimos el diseño del nuevo Chucky; y el sumun de los ataques de caspa llegó cuando nos enteramos que se iba a omitir los orígenes relacionados con el vudú que todos conocíamos. Y pese a todo, les tenemos que decir, que estamos ante una buena película.

Así es. Los creadores de este remake fueron por el único camino posible para una nueva visión de un film ya existente; y es la de tomar el concepto madre y actualizarlo, dándole un punto de vista diferente al conflicto. Y en ese sentido, El muñeco diabólico funciona.

Uno de los principales motivos por el cual la película termina dando resultado, es que desde el principio se nos plantea las cosas que puede llegar a hacer uno de los Good Guy si cobrara total conciencia de sí mismo. Y pese a que el porqué de su maldad es bastante estúpido; o que suena un poco a Terminator (incluso los propios guionistas se ríen de esta posibilidad), al haberse explicado en los primeros minutos, como espectadores no nos quedamos pensando ante dicha posibilidad.

Otro factor a favor son las actuaciones, tanto Aubrey Plaza como Gabriel Bateman dan buenas interpretaciones en los roles de madre e hijo. Si bien no salen mucho de los personajes mil veces vistos en este género, es por pericia de los actores que nos termina preocupando lo que les sucede a Andy y su mamá.

Pero hay algo que si chirria bastante de la película y es el diseño del nuevo Chucky. Parte del encanto de la original, es que los Good Guy son adorables de aspecto, y era un poco por eso que nadie le creía al antiguo Andy que ese juguete pueda llegar a ser un asesino. En cambio, el aspecto del Chucky 2019 es bastante tétrico, y nadie en su sano juicio le regalaría un chiche tan creepy a su propio hijo, a menos que quiera traumarlo de por vida.

Así y todo, El muñeco diabólico es una sólida película de terror. Si bien no escapa a los clichés del género, es autoconsciente, y, sobre todo, tiene toques de humor negro, algo que se agradece bastante en tiempos de corrección política recalcitrante. Eso sí, no vemos necesaria la más que obvia secuela que van a querer sacar en unos años.

 

 

3.5 out of 5 stars (3,5 / 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *