REVIEW: La forma del agua

La forma del agua

Elisa pasa su solitaria vida siguiendo la misma rutina todos los días. Trabajar en el turno nocturno como limpieza de un laboratorio secreto, charlar con su anciano vecino, y tratar de llevar su soledad mediante…. quererse mucho así misma, mientras espera que alguien la ame pese a ser muda. Pero un extraño suceso pasa en su lugar de trabajo, y el amor que tanto esperaba, llegara de la forma más extraña.

Hoy nos toca hablar de una de las películas más esperadas y hypeadas de todas las nominadas a los premios Oscar, La forma del agua. Y no solo porque su director, Guillermo del Toro, es uno de los realizadores más queridos por los espectadores; sino porque la crítica mundial venía hablando maravillas de este film. Y para serles sincero, cuanta razón tenían.

La forma del agua

Como suele suceder con todas las películas de Del Toro, el diseño de producción es hermoso, y podríamos parar el film en cualquier momento y obtendríamos un cuadro que a más de uno le gustaría tener en su living; pero lo que destaca en esta ocasión es el guión.

A muchos quizás le parezca un simple cuento de hadas, sin ningún aditamento que lo haga especial. Pero si miramos más allá de la historia que se nos cuenta, veremos como La forma del agua toca un tema más que evidente, y es el de la aceptación de uno mismo, con sus virtudes y falencias.

Esto lo veremos en todos los personajes, quienes luchan por ser otras personas, y como sus vidas cambian para bien cuando entienden que lo mejor es dejar de aparentar, y ser como uno es por naturaleza y ya. Solo hay un personaje que no veremos cambian y ya se imaginaran quien es.

La forma del agua

A esta característica de los personajes, los acompañan muy buenas actuaciones, donde destacan el trío compuesto por Sally Hawkins, Michael Shannon y Doug Jones. Como dijimos inicialmente, la historia a priori parece simple, y estos personajes también lo serian; pero los actores se encargan de dotarlos de una humanidad, que logran de inmediato que como espectadores, deseemos que los protagonistas se salgan con la suya y el villano sufra lo máximo posible.

La forma del agua es entonces una película que hay que mirar con mucha atención. Y no solo para disfrutar del trabajo de Guillermo del Toro como director, o para apreciar la exquisita música compuesta por Alexandre Desplat; sino para valorar los detalles que hacen que un cuento de hadas cobre otro significado. Una delicia para todos los sentidos.

 

REVIEW: Maze Runner: La Cura Mortal

Llegó el final de la trilogía Maze Runner y aunque la secuela estuvo un poco floja, ésta vez lograron reivindicar la saga y darle un buen cierre.

Vimos pasar la saga de Los Juegos del Hambre, la fallida Divergente (todas con personajes femeninos a la cabeza) y en un nuevo mundo post-apocalíptico las aventuras y desventuras de Thomas llegan a su fin, con una cinta de dos horas de duración titulada Maze Runner: La Cura Mortal.

Maze Runner: La Cura Mortal

Aunque al principio creí que iba a ser sumamente tediosa, tengo que ser honesta, los guionistas supieron resolverla bien. Nuevamente se alejaron bastante de la obra de James Dashner, pero las bases, el espíritu y algunas escenas son claves y podremos verlas en la película y eso es gratificante cuando de adaptaciones se trata.

Thomas (Dylan O’brien), Newt (Thomas Brodie-Sangster), Sarten (Dexter Darden), Brenda (Rosa Salazar) y otros personajes que conocimos en Maze Runner: Prueba de Fuego se unen para rescatar a Minho (Ki Hong Lee) y enfrentar a la Dra. Ava Paige (Patricia Clarkson), Janson (Aidan Gillen) y la recientemente traidora Teresa (Kaya Scodelario), mientras la enfermedad continúa expandiéndose sin que aparezca la cura.

Maze Runner: La Cura Mortal

Los efectos especiales son claves y si bien hay croma por doquier, no resultaba tan falso a la vista, de hecho la ciudad regida por CRUEL era sorprendentemente atractiva. Escenas de acción muy bien logradas, diálogos y situaciones previsibles aunque es justo decir que la mayoría de esas escenas, fácilmente predictivas, fueron creadas y no eran escenas que de hecho encontremos en el libro.

Punto para Dashner. Sin dudarlo Maze Runner: Correr o Morir fue la mejor de la saga pero en ésta tercera parte se puede decir que consiguieron darle un digno final a una historia que rogaba por un cierre.

Black Mirror: Temporada 4

Black Mirror

Muchos pasaron el fin de semana de fin de año festejando con sus familias y/o amigos, pero muchos otros decidieron hacer una maratón de Black Mirror: Temporada 4, aprovechando el retorno de la ya casi mítica serie.

Pero como suele pasar, no todo fue una genialidad, o al menos para quien les escribe. Así que hoy vamos a hacer un breve repaso de cada capítulo que vimos en Black Mirror: Temporada 4.

 

USS Callister

Black Mirror

Lo que parece ser un universo similar al de Star Trek, termina siendo el videojuego personal de un programador bastante frustrado y  que recibe el menosprecio de sus compañeros de trabajo, y por eso mismo se desquita clonando digitalmente a sus colegas, para luego introducirlos en dicho juego trekkie y maltratarlos a placer, sin que nadie pueda impedírselo.

Quizás no estemos ante uno de los capítulos mas interesantes en la historia de Black Mirror, pero el hecho que se use un programa existente en la vida real, y se le dé una vuelta de tuerca, va a lograr que la mayoría tenga una sonrisa mientras está mirando este episodio; donde se nos muestra de forma brutal y exagerada, algo que sucede en realidad; y es que muchísimas personas suplen sus frustraciones en los videojuegos (o redes sociales), sacando lo peor de sí.

Muy buen capitulo.

Arkangel

Black Mirror

Una madre soltera y sobreprotectora, decide instalar un chip en el cerebro a su pequeña hija. Dicho dispositivo está conectado a una tablet, con la que puede ver lo que la pequeña ve, vigilar sus signos vitales y hasta prohibirle ver o escuchar cosas que la estresan. Pero a medida que la niña crece, la madre deberá dejarla crecer; hasta que su instinto protector se hace más fuerte y vuelve a vigilarla…

Este es un capítulo que divide aguas, ya que la critica a la sobre protección de los padres, y hasta qué punto está bueno que se involucren en la vida de sus hijos, podrá gustar a algunos, o parecerle exagerado a otros. Pero a favor podemos decir que el abuso de la tecnología y cómo ésta impacta en nuestras vidas (o sea, la esencia de la serie) está presente desde el primer minuto.

Buen capitulo.

 

Crocodile

Black Mirror

Después de una noche de fiesta, una pareja bastante irresponsable y bastante pasada de alcohol y otras sustancias, atropella a un chico; deshaciéndose del cuerpo casi de inmediato. Luego de unos años, ella ya re hizo su vida, pero él sigue afectado por lo que sucedió. Ella hará todo lo posible para evitar que el pasado salga a la luz, pero la aparición de una investigadora con un dispositivo que nos hace ver los recuerdos, va a desatar una serie de hechos catastróficos.

Crocodile es sin dudas el capítulo más flojo de toda la temporada. No solo porque el factor tecnología aparece tarde (dando hasta entonces un episodio más cercano a CSI que a Black Mirror), sino que en su resolución, se nos muestra una torpeza poco digna de alguien que parecía tan meticulosa y decidida como lo es nuestra protagonista.

Flojo y con ganas.

 

Hang the DJ

Black Mirror

En una sociedad donde un sistema elige nuestras parejas y determina cuánto tiempo debemos estar con ellas, dos personas que se conocieron hace tiempo, vuelven a ser elegidos; pero esta vez optando por no averiguar cuánto tiempo tienen para estar juntos. Luego de que una pelea los separe, ambos deciden volver a unirse y escapar de este mundo, arriesgándose a cruzar un muro que separa todo lo que ellos conocen de algo totalmente desconocido.

Las aplicaciones vuelven a hacerse presente en Black Mirror, en esta ocasión, jugando con la pérdida del libre albedrio y que tanta fe depositamos en UN sistema. Si en el recordado episodio de la app de corazoncitos se retrataba la banalidad del mundo actual, ahora veremos una fuerte critica a cómo las parejas a veces buscan cualquier motivo para no ser felices, o peor aún, dejándose llevar por lo que dice la sociedad.

Otro de los pocos grandes capítulos de esta temporada.

 

Metalhead

Black Mirror

En un mundo casi desolado, una mujer pierde al grupo de sobrevivientes con quienes se encontraba, y debe escapar de un perro mecánico letal que le va a dar caza por todos lados donde ella se esconda.

Quizás el capítulo más simple en temática de toda la temporada. El hecho de que sea en blanco y negro ayuda a reforzar un aire a soledad y darle un tono post apocalíptico. Pero sinceramente, no muestra nada destacable y parece ser más un mediometraje de estudiantes de cine que un capitulo de Black Mirror.

Episodio regular y olvidable.

 

Black Museum

Black Mirror

En un particular museo, una chica hace tiempo mientras el dueño le muestra diferentes dispositivos y las trágicas historias detrás de casa uno de ellos.

Capitulo extraño el que da final a esta temporada, porque dentro del mismo se nos cuentan tres historias distintas, que luego son mezcladas de forma bastante forzada para dar un resultado con moraleja. Pareciéndose más a un episodio de La Dimensión Desconocida que de Black Mirror, y dejando la sensación de que no sabían bien como unir estas tramas que por sí solas, hubieran funcionado bien de forma independiente.

Otro capítulo olvidable.

 

Y así llegamos al final de este repaso de Black Mirror: Temporada 4, que como verán, fue bastante irregular. De todas formas la serie sigue siendo entretenida, y un par de episodios flojos no van a tirar por tierra lo recomendable que es.

27, el club de los malditos

27, el club de los malditos

Luego de ser rebotada en una fiesta, Paula mira la fachada del lugar donde no pudo ingresar, y ve atónita como Leandro De La Torre, el rockero del momento, es arrojado por una ventana, terminando así su vida. Todos piensan que fue un suicido, pero un policía un poco pasado de rosca, Martin Lombardo, le cree. Más aún cuando empiezan a atentar contra la vida de Paula; ahora ambos deberán investigar y hacerle frente a una de las mayores conspiraciones de la historia.

Nicanor Loreti presenta su nuevo film, luego del furor que fue Kryptonita y su salto a la tv bajo el formato de serie llamado Nafta Súper. Nadie dudaba de que ese éxito no le fuera a impedir seguir haciendo bizarreadas de las buenas, y por suerte, estábamos en lo cierto.

27, el club de los malditos

27, el club de los malditos es de esos lindos delirios a los que nos tiene acostumbrado Loreti; presentando en esta ocasión un film que se centra en ese mito que ronda sobre la muerte de los músicos a los 27 años.

Así, de a poco esta pareja dispareja conformada por una fan y un policía bastante del montón, van revelando una conspiración, y hasta acá les podemos contar para no destriparles demasiado la trama.

Lo que si podemos decir, en especial a todos aquellos que se enojaron por los cinco minutos en pantalla de Diego Capusotto en Kryptonita cuando en el poster él era el protagonista, es que acá tienen Capusotto para empacharse; ya que es el gran protagonista del film, y nos regala momentos dignos de lo que su presencia representa.

27, el club de los malditos

Pero como toda película de este estilo, tenemos que hacer una aclaración, y decir que no es para todo el público. Ya pasó con Kryptonita y seguramente suceda lo mismo con 27, el club de los malditos. Y es que por más nombre reconocido que veamos en el afiche, no es un film para el espectador casual.

Aquellos que gusten de tramas extrañas y demenciales, o de presencias de ciertos actores en roles poco convencionales para ellos, la van a pasar muy bien. Pero las personas acostumbradas a productos más masticados, quizás no entiendan qué están viendo, así que quienes no vieron las anteriores cintas de Loreti, les recomendamos que lo hagan, porque valen la pena.

Lo dicho, 27, el club de los malditos tiene una trama que es una locura, y es muy divertida y recomendable, pero para un espectador que sabe de ante mano lo que va a ver. Para aquellos que son de ver otro tipo de cine, es una garantía de pasarla bien.

 

Star Wars: Episodio Vlll – Los últimos Jedi

Star Wars: Episodio Vlll - Los últimos Jedi

La Resistencia se encuentra al borde de la derrota, con la Primera Orden a punto de dar el golpe final. Todo depende de Finn y su nueva compañera, quienes deben encontrar a un programador para hackear una nave enemiga y darle una posibilidad de escape a los suyos. Mientras, Rey deberá por todos los medios traer de nuevo a la civilización a Luke, para que ayude a los aliados y traer esperanza  a la gente que es oprimida por el Líder Supremo Snoke.

Después del obvio éxito pero regular cinta que resultó ser El despertar de la fuerza, mucho se especulaba con que si la segunda entrega de esta nueva trilogía, se iba a parecer a El Imperio contraataca, así como la anterior cinta se asemejaba a Una nueva esperanza. Bueno, podemos decir que por suerte no calcaron aquella mítica película, pero que el fanservice está más a pleno que nunca en Star Wars.

Sabemos que a los fans mas acérrimos esto les va a parecer lo mejor del mundo, pero nosotros tenemos que tratar de ser objetivos, y decir que si bien alguna referencia u homenaje siempre es bien recibido, cuando ya se explota el recurso de la nostalgia, empieza a restar más que a sumar. Pero eso no es lo peor de Star Wars: Episodio Vlll – Los últimos Jedi; sino que su guionista (y también director), Rian Johnson, se preocupó más en contentar a los seguidores de esta franquicia, que en intentar contar algo entretenido y bueno. Y esto nos lleva a ver lo que decimos que es lo peor de la película: el abuso del deus ex machina.

Star Wars: Episodio Vlll - Los últimos Jedi

Para los que no saben qué es esto, les decimos que es un recurso (simplón) donde los protagonistas, ante una inminente muerte, son salvados por la intervención divina de un tercero. Mejor ejemplo que las águilas en El señor de los anillos, no podemos darles.

Todas las situaciones de peligro de Rey, Finn, Poe y demás héroes, serán solucionadas con la intervención  de otro personaje, restándole emoción a medida que el recurso se va repitiendo. Y para peor, siempre todo acompañado de una broma, que nos recuerda a las peores películas del MCU vistas en lo que va del año.

Pero no todo es tan malo en The Last Jedi. Tenemos quizás la mejor fotografía vista hasta el momento en todas las cintas de la saga, así como también un uso del CGI que si bien es notorio, jamás se ve falso, haciendo que el espectador no le pierda pisada a la película.

Star Wars: Episodio Vlll - Los últimos Jedi

Vuelvo a decir: hay bastantes cosas buenas, pero el pobre guión escrito por Johnson, así como el claro agotamiento de una saga que se siente sobreexplotada, dan como resultado un film que a los fans más apasionados les va a encantar, pero que al espectador normal le va a dejar sabor a poco.

REVIEW: Blade Runner 2049

Blade Runner 2049

Año 2049. El empresario Wallace logró salvar al mundo de la hambruna y el colapso económico, y en el camino creó una nueva generación de replicantes más dóciles. Pero aún existen antiguos Nexus que pueden revelarse, y es por ésto que siguen existiendo los Blade Runner para cazarlos.

Luego de un tiempo de espera con respecto a otros países, nos llega uno de los films más esperados del año, Blade Runner 2049, con una ola de críticas positivas que la ponían a priori como una de las mejores películas de la década. La duda es entonces, si este film es para tanto o no.

Blade Runner 2049

Podemos decir que en algunos apartados lo es. La dirección de Dennis Villeneuve es asombrosa, y por varios tramos logra superar a lo realizado por Ridley Scott en la película original. El uso de las luces y la estética implementada, nos muestra un mundo mucho más decadente que el visto en 1982. Sin dudas, después de Blade Runner 2049, Villeneuve debería ser considerado uno de los mejores directores de la década.

El otro apartado que hace tan superior a esta cinta, son las actuaciones. En esta ocasión tenemos varios personajes, bastantes. Pero como la película dura más de dos horas y media, hay el suficiente tiempo para desarrollar estos roles; y para que sus actores se luzcan. Desde Ryan Gosling como el protagonista, hasta los personajes más secundarios, todos tienen su momento para lucirse; mostrando que Villeneuve no solo es un gran director, sino también un enorme director de actores, algo que ya había mostrado en sus anteriores trabajos.

Blade Runner 2049

Pero como dijimos, las dos horas cuarenta y cuatro minutos que dura Blade Runner 2049 se sienten. Y no solo eso, algunos tramos podrían sacarse para reducir metraje, y el film seguiría funcionando igual; haciendo que no estemos ante esa película tan perfecta que se nos dijo.

De todas formas Blade Runner 2049 es una enorme cinta, quizás una de las mejores del año; pero por sobre todo, estamos al fin ante una de esas secuelas tardías, que si aportan al universo creado originalmente, y que está a la altura del mito. Para ver si o si en los cines.

 

Blood Drive

Después de unas semanas volvemos a hablarles sobre una serie, que por desgracia pasó con más pena que gloria por la tv norteamericana, ya que fue cancelada oficialmente tras la finalización de la primera temporada. Pero como sabemos que a muchos de ustedes les gustan las cosas raras y el cine B, no podíamos dejar de hablar y recomendar a Blood Drive.

En un futuro distópico donde las clases sociales bajas son oprimidas casi a su exterminio, una empresa multinacional maneja casi toda la industria planetaria. Una de sus ramificaciones promociona Blood Drive, una carrera sangrienta a lo largo del país con la promesa de que la pareja de conductores ganadoras recibirá una riqueza tal, que nunca deberá volver a trabajar. Pero vale recordar que las reglas de la carrera permiten el asesinato, así como que también los autos usan sangre como combustible.

No, no estamos bajo el efecto de ninguna sustancia rara cuando escribimos la sinopsis. De hecho si había alguien con cosas extrañas en su sistema, fue el creador de esta serie, James Roland; quien da vida a este producto que pareciera ser uno de los productos que nacieron a partir de Grindhouse, aquel proyecto compartido por Quentin Tarantino y Robert Rodriguez.

Blood Drive

Así es, Blood Drive tiene esa estética, con una premisa que agrega cosas de Death Race (el film original, no el remake protagonizado por Jason Statham), y muchísimas referencias al cine de terror clase B de los ochenta, que irán apareciendo a lo largo de los 13 episodios. Homenajes al slasher, los zombies, incluso al western tienen vida en este programa, que como verán es uno de esos hermosos pastiches que tanto gustan al fandom.

Acompañando esta locura tenemos a los dos protagonistas, Arthur y Grace, interpretados por los ridículamente lindos y sexys Alan Ritchson y Christina Ochoa. La pareja principal se complementa de forma perfecta, y no sería raro verlos a estos actores en proyectos similares. En especial a Ochoa, que debería aprovechar este movimiento de mujeres bad ass que se viene impulsando en la industria desde hace unos años.

Como supondrán, el bajo presupuesto se hace evidente en Blood Drive, ya que es una serie sin ningún nombre pesado detrás o delante de cámaras. Pero ésto se compensa con imaginación y un estilo visual que recuerda a las películas de antaño; dándole un toque aun más nostálgico que se suma a lo antes citado.

Blood Drive

Por desgracia la serie fue cancelada tras la finalización de la primera temporada (que terminaba dando pie a una segunda parte). Pero nosotros se la recomendamos igual, ya que es súper entretenida y bizarra.

En esta ocasión no vamos a poner puntaje, ya que estamos hablando de un producto que se ve mal a propósito, y los puntajes serian injustos. Pero el solo hecho de que la estemos comentando, es suficiente para que deduzcan que tanto nos gustó.