Cargando...
Reviews

Review: Sobrevivientes: después del terremoto

Sobrevivientes: después del terremoto no es una película de cine catástrofe sino de lo que pasa después, del postapocalipsis, cuando un terremoto ha destruido la ciudad de Seúl y sólo queda en pie un edificio. Ante el frío extremo y la escasez de recursos, los sobrevivientes buscan refugio en Hwang Gung que, lejos de ser un edificio de lujo, era una pajarera. Sin embargo, para acceder a ella la clase trabajadora se endeudaba o invertía los ahorros de toda la vida.

En este sentido, la traducción al inglés del título, Concrete Utopia, matchea perfectamente con las primeras imágenes, que muestran como fragmentos de documental antiguo el boom de los edificios colosales, símbolo de estatus de una época y que contrastan con el paisaje desolado del presente del relato.

Allí es donde Tae-hwa Eom (en la dirección y en el equipo de guionistas) convierte al edificio superviviente en un personaje más, que pasa de ser medio pelo a “el” (único) —ah, esta cosa del mercado que nos quieren explicar—. Y bueno, ahí el laboratorio de las pequeñas y grandes miserias del ser humano, donde la narración se toca con The Walking Dead o La ola por ejemplo.

Es que ante un incidente se organiza una reunión de consorcio que se pregunta qué hacer con quienes se acercan a buscar refugio en el edificio y aún, quiénes tienen derecho a permanecer en él. Para llevar a cabo las decisiones, eligen un delegado, Yeong-tak (Lee Byung-hun, actor de El juego del calamar) que se irá volviendo cada vez más despótico.

Y aunque esto pasa a primer plano, en un segundo y no tan atrás flotan las preguntas: frente a un riesgo de vida, ¿qué límites ponemos? ¿y si esos límites implican la muerte de otros? Y aún, ¿qué es un riesgo de vida como para aplicar tales acciones? Grandes preguntas que buscan respuesta siguiendo a una pareja joven (Na Chul y Park Bo Young) con opiniones y actitudes distintas, pero unidos por una lealtad mutua.

Los productos audiovisuales surcoreanos que vienen picando en punta estos últimos años toman elementos de género para contar historias novedosas (o al menos para occidente). También es el caso de Sobrevivientes: después del terremoto, que arranca como un drama con ocasionales toques de comedia y se instala en el thriller en un escenario postapocalíptico. Muy buena.

8/10

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *