Cargando...
ComediaNetflix

Netflix: The bubble

Fuimos varios los que pensamos que una vez que se estabilizara el asunto de la pandemia, tanto el cine y las series iban a tocar el tema para sus historias. Ya sea por miedo a que los funen por meterse con un tema serio, o por falta de ideas, dicha suposición apenas se está cumpliendo. The bubble es de esos casos. Veamos cómo resultó.

La historia sigue a un grupo de actores conocidos por filmar una franquicia de películas de aventura. Ante la necesidad de nuevos proyectos y hacer algún billetín, aceptan a regañadientes reunirse post pandemia, para hacer una nueva entrega de la saga. Veremos cómo les resulta el vivir aislado y con todas las medidas sanitarias obligatorias a cumplir para poder sacar el proyecto adelante.

Voy a serles sincero; me acerque a esta película por la idea original que tocaba, y porque la protagonista es Karen Gillan, alguien a quien ya defenestré cuando le tocó hacer de protagonista sería en otros proyectos, pero que en la comedia se desenvuelve bien. Y digamos que ni la premisa, ni la presencia de la actriz escocesa, logran salvar este proyecto que va a pasar a la intrascendencia.

Y es que si uno repasa el resto del elenco vemos buenos actores como Pedro Pascal, o gente que siempre estuvo ligada a la comedia como Leslie Mann; pero si el cine nos demostró algo hace tiempo, es que la acumulación de nombres no hace una buena película. Algo que se cumple a rajatabla en The bubble.

Porque donde falla este proyecto, es en la historia. Por dos horas veremos a este grupo de actores comportándose como niños, gritando, haciendo tonterías y para colmo, con los productores prohibiéndoles salir del lugar; los momentos de vergüenza ajena se van acumulando minuto tras minuto, con chistes graciosos que apenas llegan a ser contados con una mano.

Como verán, no hay mucho más que decir. No estamos ante un esperpento inmirable de esos que suelen enchufarle a Netflix y que de golpe se vuelven lo más visto del año. Pero se siente tan floja, y encima viniendo de la mano de Judd Appatow, que terminaron desperdiciando una idea interesante, y a un buen puñado de actores. Una lástima.

 

 

6/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *