Las 5 mejores y las 5 peores del 2017

Las 5 mejores y las 5 peores del 2017

Cuando empecé a repasar el año me pareció justo dejar fuera de éste ranking a las nominadas al Oscar 2017, no por eso tuve mayor dificultad de elección en un año cargadito de bueno, malo y regular. Pero empecemos.

 

LAS 5 MEJORES

 

#1 “Durkirk” (“Dunquerque”)

El film de Cristopher Nolan se sitúa en el primer lugar. Quienes disfrutamos de las películas históricas no nos importa entrar a la sala sabiendo el final, sino ver el tratado de toda esa historia y es sin dudas excepcional. Fotografía impecable, un placer visual pese al caos en su relato.

 

#2 “Wonder Woman” (“Mujer Maravilla”)

Gal Gadot fue una sorpresa, su impronta, su fuerza y no por eso menos femenina traspasó la pantalla con una historia cargada de heroísmo sin caer en recursos bajos que terminen banalizando u objetivizando al personaje principal, principal acreedora de éste reconocimiento su directora Patty Jenkins.

 

#3 “The Greatest Showman” (“El Gran Showman”)

Los musicales son mi perdición, pero encontrar una buena película musical se fue haciendo cada vez más complejo. Basada en momentos reales de la vida de PT. Barnum, Hugh Jackman lo hace de nuevo demostrando la versatilidad que posee como actor. PD: Si no salís cantando de la sala temo decirte que le vendiste tu alma a Milhouse.

 

#4 “The Disaster Artist” (“Obra Maestra”)

Las comedias norteamericanas comenzaron a aburrirme desde hace un tiempo. Las insufribles referencias sexuales y los chistes sobre drogas se volvieron un recurso tan utilizado como agotador. Pero entonces una luz de esperanza nació con “The Disaster Artist” y una actuación espectacular de James Franco como Tommy Wiseau. Sale de lo convencional y revela otros recursos que la comedia estadounidense parecía haber olvidado.

 

#5 “IT” (“Eso”)

La película del compatriota Andy Muschietti ocupa el quinto lugar. Si existe un autor complejo de llevar del papel a la pantalla es Stephen King, y encontrar los puntos fuertes e interesantes para transmitir al espectador, de un libro ícono de más de 1000 páginas es sin dudas el mayor logro del director y guionista argentino. Un cast perfecto y una película con las dosis justas de todo.

 

 

PEORES

#1 “Baywatch” (“Guardianes de la Bahía”)

¡La peor del año señoras y señores! Hay clásicos que por eso son clásicos, para no tocarlos. Una historia que no le hace justicia y un elenco con personajes tan planos y básicos como aburridos.

 

#2 “Flatliners” (“Línea Mortal”)

Le pisó los talones a “Baywatch”. Recursos obvios para dar sustos esperados, vueltas en el guión completamente absurdas y carente absoluta de emoción o simpatía por ninguno de los personajes.

 

#3 “The Dark Tower” (“La Torre Oscura”)

Si antes “IT” entró en el ranking de lo mejor, ésta adaptación también de un libro de King va al muere en una interpretación desastrosa de la saga. ¿Lo más rescatable? La actuación de Matthew McConaughey.

 

#4 “Cantantes en Guerra”

Vamos que los films argentinos también metieron la pata. Su director Fabián Forte hizo lo que pudo con un guión que no terminaba de entenderse si iba dirigido a los chicos o a los grandes. El humor familiar es algo que todavía las películas argentinas no están pudiendo adaptar al siglo XXI. Y por si no me creen ya la pueden ver en Netflix.

 

#5 “Felt” (“El Informante”)

El number one de mi año fue una película histórica y en contraposición en el último lugar de lo peor también hay una peli histórica. Con un guión que le hace honor a las quejas de los chicos que siempre detestaron estudiar la materia es lamentable como una historia que podría haber estado llena de adrenalina quedó en la nada. Rescato la actuación de Liam Neeson y Diane Lane, aunque el personaje de ésta última haya sido completamente desperdiciado.

REVIEW: La Liga de la Justicia

La Liga de la Justicia

El mundo sigue sin recuperarse tras la muerte de Superman. Y eso no es todo, Batman sospecha de una posible invasión extraterrestre, que está relacionada con la aparición de tres poderosas cajas. Así es como Bruce Wayne empieza a reclutar gente con habilidades únicas, para formar un súper grupo que le haga frente a la oleada de alienígenas hostiles; pero necesitarán también contar con la ayuda de alguien que ya no está entre nosotros, el mismísimo Hombre de Acero.

Y finalmente llegó el día tan esperado, donde por fin podemos ver a los superhéroes más conocidos de DC juntarse en la misma película, luego de años de especulaciones y algunas malas decisiones. Pero como el hype era tanto, la gran pregunta que se va a hacer la mayoría es ¿La Liga de la Justicia es una buena película o el DCEU no tiene salvación?

La película es buena, eso hay que aclararlo de entrada. Pero no podemos ser fanboys o necios y negar cosas evidentes que se ven mientras observamos cómo se forma uno de los grupos súper heroicos más conocidos de la historia. Y uno de los mayores motivos para que esto suceda es responsabilidad de los productores y su falta de organización.

Inicialmente se había comentado que la cinta duraría casi tres horas, pero el corte final de Justice League es de dos horas exactas, haciendo que se noten los recortes y provocando en muchos momentos que la trama avance porque sí, a las apuradas, sin un desarrollo coherente o donde veamos que se desenvuelven como un verdadero equipo y no sólo tengamos en frente un grupo de superhéroes peleando cada uno por su cuenta pero en el mismo sitio.

La Liga de la Justicia

Esto se maquilla un poco debido a la enorme química que se observa entre los actores, donde todos por suerte salen bien parados en sus roles. Quizás se echen de menos más minutos de este imponente Aquaman en pantalla, o que algunos gags a cargo de Flash no sean tan pavotes (otros son brillantes). Eso sí, la tan temida presencia de Cyborg jamás termina afectando y nunca se siente molesto.

Lo que sí debemos destacar y para mal, son los pobres efectos especiales. El film está sobrecargado de ellos, y más de una vez molestan y sacan al espectador de la película al notarse no del todo logrados. Y eso se hace más evidente aún con el villano del film, Steppenwolf. Tanto por su pobre acabado de CGI como por la falta de personalidad, podemos decir que estamos por lejos ante lo peor de La Liga de la Justicia.

Los fans más acérrimos del comic seguramente saldrán saltando de alegría con algunas de las referencias al universo en papel del DCU, pero siendo un poco objetivos tenemos que decir que no estamos ante una película perfecta. Cumple con su cometido de entretener y de establecer de una vez por todas las bases del DCEU, pero algunas decisiones tomadas en producción, como un pobre trabajo en el CGI, le restan puntos.

La Liga de la Justicia

El debate está abierto y seguramente estemos ante una de las cintas más polémicas del año.