Cargando...
BelicaRetro review

Retro review: The Dirty Dozen

Hoy vamos a hablar de un clásico del cine bélico, y que, a día de hoy, no solo sorprende lo olvidada que está en la opinión en general; sino que en la pandemia de escasez de ideas que vemos en Hollywood, llama la atención que a ningún ejecutivo se le ocurriera hacer un remake, pero con alguna guerra actual. En fin, hoy toca hablar de The Dirty Dozen.

The Dirty Dozen, también conocida en Latinoamérica como Los Doce del Patíbulo, es una película de 1962 que nos cuenta la historia del Mayo Reisman, un militar en la Segunda Guerra Mundial. Su misión es encontrar doce presos con condenas letales o de muchos años, para entrenarlos y volverlos un grupo de élite, con la promesa de reducir sus sentencias; pero la gran duda de todos es si un grupo de reos, podrá redimirse.

Lo primero que llama la atención de esta película, es el pedazo de elenco con el que se contaba; encabezando el reparto Lee Marvin, y pasando por emblemas del cine como Charles Bronson o Donald Sutherland, pasando por gente ligada más a la movida independiente como John Cassavetes o actores reconocidos por su trabajo en la televisión, siendo este último Telly Savalas. Como dijimos, un elenco de lujo.

Pero como de elenco no vive el cine, la historia también es buena. Primero porque no es un festival de explosiones y tiroteos. Como solía darse en las películas bélicas de antaño, todo se cocina a fuego lento; e incluso podríamos decir que tarda bastante en arrancar, con unos quince minutos de diálogo que quizás puedan llegar a aburrir, pero que pedimos que les tengan paciencia, para poder disfrutar de lo que viene.

De hecho, la película tiene solo dos grandes secuencias de acción. Una a mitad de la misma, con los famosos “juegos de guerra”, donde nuestros doce mugrientos prueban su valía; y la otra ya en la misión final, donde deben reventar una hacienda plagada de nazis de los más altos rangos.

The Dirty Dozen es un film que, por desgracia, y de forma bastante injusta, a día de hoy quedó olvidada. Pero si crecieron viendo este género con sus padres, o se quieren iniciar con uno de sus clásicos, es la opción perfecta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *