Cargando...
DramaNetflixPolicial

Netflix: The Woman in the Window

Anna Fox es una psicóloga con agorafobia, separada de su marido e hija. Ella pasa su monótona vida encerrada, dando terapia de forma virtual, mientras consume grandes cantidades de pastillas y alcohol. Mientras deambula por su hogar, empieza a sospechar que, en el edificio de enfrente, su nueva vecina acaba de ser asesinada por su marido.

Llega a Netflix, The Woman in the Window, un nuevo film protagonizado por Amy Adams, basada en un libro que esta vez, quien les habla, si leyó. Y a sabiendas que la novela era una bazofia, poco esperaba de esta adaptación, y no esperando nada, aun así, lograron decepcionarme.

Lo primero que llama la atención es lo ridícula que es la historia. Sabemos que la gente con agorafobia no la pasa nada bien y tienen que vivir luchando con su condición; pero a nuestra protagonista no solo la aqueja esta condición, sino que tiene varias adicciones. Algo que parece poco probable, en alguien que se dedica a tratar psicológicamente a otras personas (niños en este caso). Suponemos que, en la vida real, esta señora hubiera perdido la licencia al segundo control de alcoholemia en plena sesión terapéutica…

A esto debemos sumarle que la fotografía no ayuda demasiado. Si, se crea un clima opresivo, con muy poca iluminación acentuando el estado mental de Anna Fox; pero por algunos momentos pareciera que estaban homenajeando al dichoso capítulo de Games of Thrones donde no se veía nada. Pero lo peor aún está por llegar.

Aparte que si bien Amy Adams hace lo que puede con el guion que le dieron, el resto del elenco está muy desperdiciado. Wyatt Russel es quien mejor sale parado, pero de nuevo tenemos que ver a Gary Oldman puesto a hacer de viejo gritón; o Julianne Moore y Jeniffer Jason Leigh en roles que podría haber hecho cualquier otra actriz, y daba igual (me pregunto cuánto habrán cobrado por estos papeles).

The Woman in the Window es una mala película, de esas que ni la salva una decente actuación de su actriz principal. Desperdiciando grandes actores (la mayoría ganadores o nominados al Oscar), y con una historia que no tiene ni pies ni cabeza, asombra ver como a algún ejecutivo se le ocurrió adaptar tan mal libro.

 

4/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *