REVIEW: Godless

Powered by WP Review

Tras un robo a un tren, uno de los miembros de la banda de Frank Griffin decide huir con el botín, siendo perseguido por sus ahora ex compañeros, pero esto desatará una serie de eventos que incluirán el asesinato a todos los hombres de un pueblo, o como un forajido conocerá lo que es vivir honradamente; mientras todos saben de la amenaza latente que aún existe, llamada, Frank Griffin.

Hoy les vamos a hablar de Godless, una serie que nos dio Netflix el pasado año, y que por desgracia pasó sin pena ni gloria, no teniendo el reconocimiento que al menos nosotros, pensamos que debería tener. Así que hoy le vamos a comentar porque deben ver este western.

Godless

En primer lugar porque Jeff Daniels hace del villano, y ¡Que villano! Si ya es un gusto ver a Daniels en el papel del malo, imagínense un hombre manipulador, carismático, y que con un par de dulces palabras puede parecer la persona más noble y tierna del planeta. Y así es como une a jóvenes a su banda, fingiendo que él se volverá el padre de cada uno de ellos; todo con tal de que le deban fidelidad y den la vida por él.

Es una pena que su personaje no salga tanto como quisiéramos. Pero por suerte, Godless no se desvía en sub tramas aburridas o absurdas, ya que todo lo que cuenta, tiene sentido y confluye en un final donde nada queda colgado o sin explicar.

Es interesante también, como de forma ingeniosa, se baja un mensaje feminista en esta serie. Y es que casi en los primeros minutos, vemos como todo un poblado queda solo habitado por mujeres; y son ellas mismas las que deben sacar a flote el lugar, primero por necesidad, luego mostrando que pese a la insistencia para traer hombres al pueblo, las mujeres pueden resolver las cosas por sí mismas. Y en ningún momento se nos presenta al hombre como alguien inútil; sino que solo se muestra una igualdad entre géneros.

Quizás el mayor pero que tiene la serie, es que nos imponen una forzada historia de amor entre nuestro protagonista (interpretado por la fusión de Tom Hardy y Antol Yelchin, Jack O´Connell). No decimos que esté mal llevada o construida, pero se siente un poco fuera de lugar con lo que la propia serie nos quería contar; es decir, el empoderamiento de la mujer y la típica historia de venganza entre hombres.

Godless

De todas formas Godless es muy disfrutable, y sobre todo, concisa. Ya vimos que uno de los males de las series actuales, es que por temporada, se extienden demasiado, y es raro ver como en esta ocasión, solo tenemos siete capítulos. Así que para todos los que son amantes de los western, o quieran ver un mensaje feminista bien puesto y no impuesto, les recomendamos que para este fin de semana, se den una maratón de Godless.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *