REVIEW: Pendular

Powered by WP Review

Pendular nos cuenta una relación amorosa entre un escultor y una bailarina en Brasil.

La directora Julia Murat hace un experimento cinematográfico con influencia del universo teatral. En Pendular el principal conflicto ocurre en la pareja, ambos son bohemios y pertenecen al mundo de las artes aunque las diferencias no tardan en hacerse notar. Ella necesita más espacio, literalmente, y el piso en el que viven está delimitado como en los países, con un límite marcado. Él quiere tener hijos, a ella no le interesa.

Pendular

El problema de Pendular reside en la narración que se muestra cansina. El minimalismo que retrata (utilizado muy bien por otros directores actuales como Hong Sang-Soo) no hace más que actuar como un somnífero. El universo del teatro seguramente pudo haber sido un terreno más fértil para una historia que en fílmico no llega a tomar vuelo.  Los escenarios se cuentan con una mano y lo que podría ser la riqueza del film, las reacciones de la pareja, se saben con antelación llegada la primer hora. Entonces, nos encontramos con una historia que podría haber sido contada en una cantidad menor de tiempo, que a pesar de todo no está mal filmada pues avalando su austeridad presenta varias metáforas a través de pura imaginería visual.

Pendular fue concebida con fondos de Brasil, Francia y de nuestro país. Tal vez sea un popurrí artístico de estos países. Su gran virtud es su imagen, su talón de Aquiles hacer que sus 108 minutos parezcan 3 horas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *