Cargando...
AnimaciónAventuraRetro review

Retro review: Colmillo blanco

Una de las historias más famosas escritas por Jack London, sin dudas es Colmillo blanco. De hecho, estamos seguros de que todos ustedes habrán visto alguna de las varias adaptaciones que dicha historia tiene. Por eso hoy le acercamos una del 2018 que estamos seguros, la mayoría no conocía, porque nos llega desde Francia. Comencemos.

La trama sigue a un perro salvaje que es adoptado por los nativos americanos a finales del siglo XlX. Tras ser raptado por un hombre que se dedica a la lucha de perros, el canino es rescatado por el sheriff local, quien lo adopta. Pero su antiguo dueño y secuestrador no se va a quedar de brazos cruzados.

A film still from White Fang directed by Alexandre Espigares, an official selection of the Kids program at the 2018 Sundance Film Festival. Courtesy of Sundance Institute. All photos are copyrighted and may be used by press only for the purpose of news or editorial coverage of Sundance Institute programs. Photos must be accompanied by a credit to the photographer and/or ‘Courtesy of Sundance Institute.’ Unauthorized use, alteration, reproduction or sale of logos and/or photos is strictly prohibited.

¿Por qué decidimos hablar de esta película? Porque estamos ante un film animado, cuya animación, justamente, recuerda a la vista hace poco en la serie Arcane. Así que se imaginaran que visualmente, Colmillo blanco se ve hermosa, con un trabajo que no tiene nada que envidiarles a proyectos provenientes de las grandes productoras de animación gringa.

Pero, el hecho de que el film sea animado y creado pensando en los más chicos, hace que varios tramos se suavicen. Al menos quien les habla recuerda varias partes bastante traumáticas con respecto al perro salvaje y lo mal que la pasaba en ciertos tramos. Y si bien se agradece que a día de hoy la seguridad de los animales tiene mayor prioridad (aunque algunas productoras se lo pasan por el arco del triunfo), también es verdad que casi en ningún momento sentimos un verdadero peligro para nuestro protagonista.

En conclusión, y para no extendernos demasiado porque tampoco es que estamos ante un film imprescindible. Esta versión de Colmillo blanco lo que más aporta es un estilo de animación que deseamos ver más seguido tanto en el cine como en series. Quitando eso, no hay nada nuevo con respecto a la adaptación de una historia que ya nos conocemos de memoria.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *