Cargando...
Retro reviewTerror

Retro review: El legado del diablo

Una casa, una familia, una muerte y un halo de misterio que los envuelve a los Graham. Hereditary es el film debut de Ari Aster como director.

A lo largo de 127 minutos, vemos cómo la estabilidad familiar empieza a caer en picada cuando la presencia de la muerte parece acecharlos. Nada será como antes. Y esto se ve reflejado en la actitud de Annie (Toni Colette) ante un esposo pasivo, Steve (Gabriel Byrne), mientras sus hijos tratan de lidiar con el día a día.

En primer lugar, la personalidad de Charlie (Milly Shapiro) va a ser la más llamativa, seguido por su hermano Peter (Alex Wolff) ante ciertos incidentes que ni ellos saben la causa que los generó. Averiguar su origen es lo que llevará el argumento hasta su gran clímax.

Yendo a lo técnico, es admirable el recurso de utilizar los escenarios de la casa de muñecas para esconder un doble mensaje (y no queda atrás la casita del árbol). Por ende, los sets para los interiores están simétricamente diseñados y reforzados mediante la filmación, con fotografía a cargo de Pawel Pogorzelski, para crear una falsa ilusión de realidad, ideal a la hora de filmar a distancias que en un espacio verosímil no se podría lograr. El score, compuesto por Colin Stetson, ofrece una atmósfera inquietante para cada escena: una calma perturbadora, crescendos cuasi eternos, loops intencionales, tracks que parecen sacados de nuestras pesadillas.

En cuanto a las actuaciones, mis favoritas se la llevan los actores más jóvenes, aunque hay que reconocer que sin el rol de Colette el guión carecería de sentido.

Estrenada oficialmente el 8 de junio de 2018, esta cinta de clasificación R (RATED) demuestra que el terror/suspenso psicológico no necesita de jumpscares para atraer al público, sino un balance entre elementos simbólicos, inspiración de otros films de la misma índole y una cuota de cine de autor: marcar un sello propio. ¿Era necesaria esa duración? Si bien es debatible, el modo de contar la historia es lo que lo convierte en personal. ¿Y la traducción del título al español? No es la primera vez que pasa (piensen en lo que sucedió con Rosemary’s Baby) que muchos espectadores hayan salido desilusionados del cine porque la simple mención del título les haya arruinado la experiencia.

 

En fin, como toda película del género, se disfrutan mejor a oscuras y con un buen sonido. Sin embargo, la llegada de su siguiente trabajo MIDSOMMAR rompió ese paradigma reforzándolo en su lema “el terror no espera la noche”.

 

 7/10. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *