Cargando...
Retro review

Retro review: La Primera Vaca

A inicios de Julio de este año, arribo la película independiente “First Cow” de la directora Kelly Reichardt (“Wendy and Lucy”). Trata sobre la relación de amistad entre dos hombres, por un lado, del encargado de la comida (John Magaro) de una expedición de cazadores de pieles del Estados Unidos de 1820 y por otro del fugitivo chino (Orion Lee), toda esta historia enlazada a la llegada de la primera vaca al estado de Oregón.

Si bien es cierto este film ofrece una mirada delicada a la relación de amistad, también ofrece una mirada crítica a como se vivía bajo el sistema de poder en ese entonces, donde quien sustenta más riqueza es el que vive mejor. Entrando al plano visual, los planos y fotografía nos recrea a la perfección como era vivir en 1820, sentir el sonido del lodo, del rio, o de los arboles es un regalo que se aprecia y se valora como también del vestuario. En una época que servía tanto la moneda como el trueque, que caía muchas veces también en la rudeza de sus habitantes, este par nos ofrece un paréntesis en cuanto a cómo sobrevivir y escapar de ello. Sin caer en el odiado spoiler, pero que todo aquel que ama el cine independiente agradece de vez en cuando porque no me negaras que hay películas que sin una buena recomendación sencillamente, no las verías ya sea por la gran cantidad de películas que hay o porque de plano, no llaman la atención. Siendo el caso la Primera Vaca, es un western bien desarrollado por Reichardt que es catalogada como la re-inventora del género y con un cast bastante acotado destacando al creíble Toby Jones (“Capitán América y el Soldado de Invierno”).

El plan… ya hablé de que llega una vaquita a un lugar bastante remoto de los Estados Unidos, ahora ¿de que puede servir una vaca para un par de sujetos inadaptados a su realidad y que solo quieren escapar?, la respuesta es fácil. Idear un plan sencillo, pero con un gran riesgo, robar leche. ¿Qué harían con un poco de leche?, unas deliciosas y muy feas galletas, aquí nace el gran problema y el clímax de la trama, la avaricia.

La película es recomendada, presentada y ganadora de varios premios entre los que destacan el 2020, en el Berlin International Film Festival, Festival del Film Locarno y el International Film Festival de Rotterdam.

Ahora, ¿la recomiendo?, la respuesta es Sí, aunque tiende a ser un poco lenta que te da el tiempo de ir a la cocina hacerte un sándwich de lo el hambre te dé y volver tranquilamente. Es un film decente, bien logrado con un mensaje entre líneas y hermosamente fotografiado.

 

8/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *