Cargando...
ComediaRetro reviewTerror

Retro review: Gremlins

Se acerca Navidad, y casi que por obligación teníamos que hablar de alguno de los tantos films temáticos de dicha época, así que decidimos empezar por Gremlins y su mensaje de porqué debemos cuidar bien a nuestras mascotas.

Para los que no la vieron, les contamos que la trama gira en torno a la época navideña, cuando un padre de familia, le regala a su hijo una extraña criatura que consiguió en una tienda de rarezas. El bichejo, llamado Gizmo, es un mogwai, y junto con él vienen tres reglas claves, alejarlo de las luces fuertes, no darle de comer después de la medianoche y nunca de los jamases mojarlo. Todo se va al tacho cuando estas dos últimas reglas se incumplen.

Lo primero que debemos aclarar, es que muchos le adjudican esta película a Steven Spielberg, siendo que en realidad el director es Joe Dante; aunque salvo la familia fragmentada, si se siente un aire “a los Spielberg” durante todo el metraje, en especial, como la cinta logra mantener un tono familiar, pese a que vemos a criaturas destrozando todo y matando a varias personas del vecindario.

Contrario a lo que suele pasar con films de este tipo, los personajes son bastante planos y cuadrados. Desde la familia protagonista, con todos siendo unos bonachones sin un ápice de maldad, como la novia del prota que en más de una ocasión se convierte en la damisela en peligro, o inclusa una anciana del pueblo que es la maldad personificada. Acá, quienes de verdad se roban la función, son los gremlins.

En este apartado, tenemos que aplaudir a quienes crearon a las criaturas. No solo porque se ven grotescas, casi de pesadilla, siendo obvio que nadie va a querer toparse con una de ellas. Y no solo por su fealdad, sino por su poder destructivo, acompañado por un sadismo palpable. Lo malo es que, salvo su líder, la mayoría parecen clones entre sí, casi no destacando ninguna diferencia tanto física como en su personalidad.  Pero siendo buenos, vale recordar, que todo era efectos prácticos, nada de cgi.

Gremlins con el paso de los años fue ganándose el mote de película de culto, y bien merecido que lo tiene. Con una historia original, y una crítica palpable a lo responsables que tenemos que ser con nuestras mascotas. En definitiva, es un film que es casi obligatorio para todo cinéfilo, y más aún en épocas navideñas. Para cerrar los dejamos con una pregunta ¿Les gustaría tener un mogwai de mascota?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *