Cargando...
LiteraturaPolicial

Literatura: Los niños del Brasil, de Ira Levin

En Brasil, escondido y a las sombras, el Doctor Josef Mengele tiene un plan maquiavélico, para que el régimen nazi sigua vigente. Asi es como, y tras descubrir este plan, Ezra Lieberman (un activista judío que persigue a los nazis), se encuentra en un contrarreloj para detener a Mengele y evitar que un Cuarto Reich resurja de sus cenizas.

Esta novela la descubrí mediante la película, del mismo nombre, donde el protagonismo cae en Gregory Peck, quien interpreta a Mengele. Antes de seguir con el análisis del libro, vale aclarar eso, que tenemos su adaptación; y también decir que Mengele, por desgracia, existió de verdad, y fue el principal responsable de matar a cientos y cientos de personas experimentando, sobre todo, explorando con la clonación y los gemelos.

Uno de los aciertos del libro, es que juega con que el lector sepa quién es el Doctor Mengele, por ende, no se demora en presentaciones y ya de una vamos con quien, por obviedad, es el villano de la historia y sin demasiados rodeos, se nos cuenta su motivación (no así su verdadero plan, que recién en el tercer acto se sabe). A quien, si se nos va presentando de a poco, es a Lieberman, aunque con un par de descripciones, ya sabemos cuál será su rol en esta historia.

De ahí en más, Los niños del Brasil, presenta una historia que va alternando entre el bueno y el villano, y su persecución, el primero para develar la verdad, y el segundo para concretar su plan, mientras a la vez ambos se dan caza el uno al otro. En este sentido, la novela es bastante vertiginosa, y no nos da suspiro. De hecho, recomendamos leerla estando 100% atentos a la lectura, porque alguna hoja leída por arriba, va a tener como consecuencia no entender en qué país estamos, o que está sucediendo.

Otro punto a favor de Los niños del Brasil, es que la novela es bastante corta, siendo la edición que leí, menor a trecientas hojas, así que entre el buen ritmo con el que escribe Ira Levin, sumado a su corta duración, dan como resultado una historia que en menos de una semana puede ser leída.

Los niños del Brasil es una novela trepidante, bastante adictiva, y que explora un pasado que estuvo a muy poco de suceder, si Mengele hubiera tenido éxito en sus delirios. Uno de esos libros que funcionan en cualquier época.

 

4.5 out of 5 stars (4,5 / 5)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *