Cargando...
Reviews

REVIEW: Gundermann

Gundermann, biopic del músico Gerhard Gundermann, es una de las películas que se presentan dentro del 19 Festival de Cine Aleman, llevado a cabo en Buenos Aires desde 12 al 18 de Septiembre.

 Gundermann es una de las películas que forma parte del 19 Festival de Cine Aleman, y que cuenta sobre la vida del músico Gerhard Gundermann, interpretado por Alexander Scheer. Ganadora de seis premios Lola, incluido el de “Mejor Película”, está dirigida por Andreas Dressen, de una larga trayectoria en su país, aunque no muy conocido en el nuestro. Y completan el elenco Anna Unterberger, Axel Prahl, Thortsen Merten, Eva Weissenborn y Milan Peschel, entre otros.

La estructura narrativa, al igual que muchas biopics de la actualidad, alterna entre un presente, ubicado a comienzos de la década del 90 con una Alemania unificada y un pasado, durante la década del 70 en la República Democrática Alemana. Y de esa forma podemos ver las causas y consecuencias del trabajo del protagonista como informante de la Stasi, espiando a tanto a los integrantes de su banda como a los compañeros de la mina de carbón en la que trabaja.

Lo primero que vale la pena destacar es que su director equilibra de forma armónica las diferentes subtramas, donde convive una historia de amor, un thriller de espionaje, un drama social y una biopic musical. Y donde algunos gags, producto del comportamiento torpe de Gerhard Gundermann son bienvenidos porque evitan que la solemnidad excesiva resulte contraproducente, restándole seriedad a los temas profundos que se tratan.

Hay que destacar además el excelente trabajo actoral de su protagonista, Alexander Scheer,  desconocido también en la Argentina, al que si bien es muy probable que no podamos comparar con la persona real a la que interpreta, podemos apreciar la complejidad de su personaje, algo similar a lo que le ocurriría a un extranjero con Tango Feroz. Y además transmite los diferentes estados de ánimo por los que atraviesa este personaje en cada una de las canciones que interpreta de acuerdo a las circunstancias de cada concierto.

En conclusión, Gundermann se suma a la tendencia mundial de filmar biopics musicales, cuyo mayor exponente es Bohemian Rhapsody – la historia de Freddie Mercury, donde la forma en que se narra la vida de su protagonista hace que resulte interesante, aun para aquellos que desconocemos su obra.  Y el resultado final es sumamente satisfactorio, gracias a su narración fluida y al carisma de su protagonista.

4 out of 5 stars (4 / 5)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *