Las mejores películas del 2016 según nuestros colaboradores

Las mejores películas del 2016 según nuestros colaboradores

Cada año nos tomamos unos días para reflexionar sobre el año cinematográfico que hemos tenido, los grandes aciertos y las grandes decepciones. Como también, esa revelación y esos títulos que no llegaron a la pantalla del cine, pero que de alguna manera hemos visto y sabemos que forman ineludiblemente parte de este 2016. Un año que va cerrando, con la buena nueva de que se viene un 2017 con grandes títulos y mucho cine por descubrir.

Las películas de Yorsh Romero

Lo Mejor de las estrenos argentinos:

La Habitación: uno de los mejores dramas del año, donde vemos la historia de una joven madre y su pequeño; y a medida que avanza la trama, nos vamos enterando qué hacen en esa reducida habitación. En la humilde opinión de este redactor, la mejor película del año, en gran parte gracias a la dupla protagonista.

Deadpool:  en un año donde los superhéroes sobrepoblaron la cartelera, y muchos aseguran que ya empezaron a cansar, se estrenó Deadpool y mostró que cuando se quieren hacer las cosas bien, se puede. Políticamente incorrecta, con un personaje ultra carismático, el Asesino Bocón llegó para quedarse, reviviendo la carrera de Ryan Reynolds en el proceso.

Dos Tipos Peligrosos: un homenaje a las buddy movies de los 70 y 80 con una pareja protagónica que pide a gritos que esto se transforme en una saga. Risas aseguradas y una buena trama policial, en una película que llegó sin hacer mucho ruido y se ganó con creces su lugar en esta lista.

La Llegada: ciencia ficción de antaño donde lo importante era la sub trama interna de los personajes más que el evento en sí. Denis Villeneuve vuelve a reafirmarse como uno de los mejores directores del momento y nos da esperanzas para la secuela de Blade Runner. Y lo de Amy Adams es para ganar cuanto premio tenga delante.

La Bruja: si un film de terror es bueno, es como si tuviera doble mérito viendo el panorama de dicho genero. Pero si además de ser bueno, nos provoca cierto frio en la espalda y a nivel técnico está a la altura de productos de “géneros más respetados”, está todo dicho. Enorme film que debería marcar un antes y un después para sus realizadores.

Menciones especiales: Avenida Cloverfield 10, Capitán América: Civil War, El Conjuro 2, La Fiesta de las Salchichas y Al Final del Túnel.

Lo peor:

Zoolander 2: una continuación que dejó de ser reclamada hace, fácil, siete años. Llegó y nos demostró que aquello que nos hacia reír antes, quizás ahora no. Nos dio vergüenza ajena ver a nuestros queridos Zoolander y Hansel en esta trama que más que risas, nos dio ganas de irnos del cine.

Londres Bajo Fuego: otra secuela que nadie pidió. Todo lo entretenido y disfrutable que tenia la primera parte acá se pierde con un protagonista que se comporta más como un demente que como un héroe. El orgullo norteamericano llevado al nivel más ridículo posible, en un film que seguramente es el favorito del nuevo presidente del país del norte.

Ghostbusters: y si hablamos de películas que nadie quería, acá el ejemplo máximo. Sacando la polémica que casi roza la misoginia, el resultado final es pésimo, independientemente si las protagonistas son mujeres. Mal escrita, peor actuada, apelando a la nostalgia sin reconocer que lo estaban haciendo… Y lo peor es que hay ideas para armar una saga!…

Batman v Superman: El Origen de la Justicia: si, hubo películas peores este año y lo sabemos, pero este film debía ser excelente, ser la piedra fundacional para todo el universo que se propone armar DC en el cine. Si a tanto hype le sumamos que el resultado final visto en la salas fue como mucho regular tirando a mediocre, ninguna Martha del mundo podía salvar a este proyecto de aparecer en la lista.

La Quinta Ola: el género literario para adolescentes está cayendo en picada, y si nos fijamos en sus adaptaciones cinematográficas, la actualidad es mucho peor. Mala por donde se la mire, y para colmo confirmando la dura realidad de que Chloe Moretz fue más una promesa que una realidad. La Quinta Ola debería ser la última oportunidad que se le da a estos libros en la gran pantalla.

Las Mejores Películas por Walter Pulero (@WPulero)

Película de Festival: Moonlight

Moonlight cuenta la difícil infancia, adolescencia y madurez de un chico afroamericano que crece en una zona conflictiva de Miami. A medida que pasan los años, el joven se descubre a sí mismo y encuentra el amor en lugares inesperados. Al mismo tiempo, tiene que hacer frente a la incomprensión de su familia y a la violencia de los chicos del barrio.

Dirigida por Barry Jenkins (Medicine for Melancholy), la película explora la masculinidad, la sexualidad y los conflictos en la familia. Moonlight es una de las gratas sorpresas del año. Un retrato intimista de una vida que no tiene nada de extraordinario pero nos enseña la importancia de la niñez para formar nuestra adolescencia y adultez.

Suspenso:  No respires

Unos jóvenes ladrones creen haber encontrado la oportunidad de cometer el robo perfecto. Su objetivo será un ciego solitario, poseedor de millones de dólares ocultos. Pero tan pronto como entran en su casa serán conscientes de su error, pues se encontrarán atrapados y luchando por sobrevivir contra un psicópata con sus propios y temibles secretos.

Son varias las sensaciones que genera la última película de Fede Álvrez (Evil Dead): desde ganas de cerrar los ojos bien fuerte y comentarla en voz alta, a reír nerviosamente y, de manera muy acertada, a contener la respiración. No respires es de aquellas pocas películas del género terror actual que prometen, y cumplen.

Animación: Anomalisa

La película tiene por protagonista a un motivador profesional que, cuanto más ayuda a la gente, más monótona y anodina es su vida; todo el mundo le parece y le suena igual. Hasta que la voz de una chica le suena diferente y está dispuesto abandonarlo todo y a todos por alcanzar la felicidad con ella.

La película de Charlie Kaufman y Duke Johnson es surrealista, honesta y con una nobleza que conmueve, donde nos invita a reflexionar acerca del amor, el dolor y la soledad. Es exigente y toma riesgos para que el espectador viva una experiencia que vale la pena transitar.

Drama: Capitán fantástico

Ben es un padre que ha pasado diez años viviendo en los remotos bosques situados al noroeste del Pacífico criando a sus 6 hijos. Un día la familia debe abandonar su modo de vida en la naturaleza y volver a la civilización. Asimilar su nueva situación y adaptarse de nuevo a la sociedad moderna no les va a resultar nada sencillo.

Matt Ross escribe y dirige esta película donde su trama nos lleva por secuencias de comicidad y entretenimiento sin olvidarse del complejo drama que nos llama continuamente. Busca que reflexionemos acerca de la educación, el consumismo, los paradigmas. Capitán fantástico logra esa luminosidad y virtud en su narrativa que pocas películas logran de forma equitativa. Invita a seguir un viaje emocional que nos lleva de la risa al llanto en esa rebelión al sistema y la exploración de la crianza.

Ciencia ficción: La llegada

Cuando una serie de naves alienígenas llegan a la Tierra, una experta en lingüística es reclutada por el ejército para determinar si los extraterrestres han venido en paz, o suponen una amenaza para nuestro planeta.

Hipnótica, lúcida, seductora. La nueva película de Denis Villeneuve es todo eso y mucho más. La llegada efectivamente trata sobre extraterrestres, pero es mucho más que eso. El guión de Eric Heisserer utiliza una manifestación de ciencia ficción para indagar sobre otras teorías mucho más enredadas y filosóficas, como el sentido de la vida, para desembocar en una exploración interna acerca de lo que somos como humanos.

Comedia: Dos tipos peligrosos

Ambientada en Los Ángeles durante los años 70. El detective Holland March (Ryan Gosling) y el matón a sueldo Jackson Healy (Russell Crowe) se ven obligados a colaborar para resolver varios casos: la desaparición de una joven, la muerte de una estrella porno y una conspiración criminal que llega hasta las altas esferas.

Ryan Gosling y Russell Crowe se convirtieron en la pareja del año con Dos tipos peligrosos. El film es una gran comedia de acción como las de los años setenta, donde el humor lleva continuamente al absurdo y fluye de con naturalidad, sin quitarle su propio peso a la acción de la trama.

Terror: El conjuro 2

Secuela de la exitosa “Expediente Warren” (2013) que presenta un caso real de los renombrados demonólogos Ed y Lorraine Warren. Para resolverlo viajan al norte de Londres para ayudar a una madre soltera que vive con sus cuatro hijos en una casa plagada de espíritus malignos.

A pesar de que hay varios de los clichés vistos en el género, desde el primer minuto que la película empieza a crear climas y a crecer en intensidad, todo es acorde; y a medida que avanza logra momentos que realmente ponen tenso al espectador. El conjuro 2 es una de las grandes películas de terror del año. Entra en ese limitado número de secuelas decentes que compite mano a mano con su antecesora y deja a Wan como uno de los mejores directores del cine de terror de la actualidad.

Película Argentina: La luz incidente

Desde que murió su marido, Luisa no logra rearmar su vida. Pero cuando un hombre desconocido irrumpe en su vida con inesperada vehemencia y le propone reconstruir todo, Luisa debe enfrentarse a un proceso de duelo que hasta el momento, sistemáticamente evitó.

La luz incidente cuenta con momentos visualmente sorprendentes, sobre todo a partir de la distinción de los encuadres cerrados dominados por marcos de puertas y ventanas, y los movimientos de cámara, que registran los comportamientos y aptitudes de los protagonistas de manera exquisita. Además trabaja de forma sólida muchas concepciones de la femineidad, a partir de gestos, modos y movimientos de los personajes. Luisa aun cuenta con las heridas demasiado abiertas y no le resultará fácil en el nuevo camino que le toca recorrer. Ariel Rotter nos invita a acompañar a la protagonista por ese sendero, donde nada fue librado al azar.

Las favoritas del 2016 de Pablo Cuevas  (@PabloCuevas_)

Un año más se no ha ido de las manos y es hora ya de recapitular lo que ha sido, para mí, algunos de los mejores títulos del 2016. Aunque algunos títulos como 7 años de Netflix, Rogue One y La Bruja estuvieron muy cerca de integrarse a mi lista final, aquí les dejo mis 5 títulos definitivos y el argumento para defenderlas.

1.- Juste la fin du monde

Xavier Dolan es sin duda uno de los talentos detrás de la lente más prolíferas de la nueva década. Con menos de 30 años, el tipo sabe crear atmósferas tan mágicas como asfixiantes. Ocupando su famoso enfoque 1:1 –colocando la cámara muy cerca del rostro de los actores- que tan bien le funcionó en su anterior Mummy,  Dolan nos presenta aquí a Louis, un escritor con una enfermedad terminal que irá a visitar a su familia, sólo para darles la terrible noticia.

La familia de locos que encontrará, y sus reacciones ante su regreso, nos remarcan que las distancias se puedne medir en metros y en años. Louis se encuentra con una disfuncional familia que a pesar de amarlo, no logran entenderlo. He ahí la clave para que este filme tenga tantos matices y emociones encontradas. Ira, amor y tristeza lucharán por ser el sentimiento que reine en una pequeña y alejada casita, donde los actores son simplemente lo que se lleva la película. Filme que me llevó al borde de las lágrimas, es sin duda la que se llevará también mi 2016.

2.- Arrival

Tal vez hoy no, ni mañana, pero me puedo atrever a escribir que Arrival, será puesta en el mismo estante que Blade Runner, Señales, Close Encounters ó E.T como clásicos de la ciencia ficción dentro de unos cuantos años. El canadiense Dennis Villaneuve empieza a forjar una de las carreras más interesantes de la industria, y, sin levantar tantas olas, sus filmes anteriores (Sicario, Enemy) son bastante apreciados hoy en día y han conseguido estupendos resultados. Arrival, no fue la excepción.

Ante la llegada de raras naves espaciales a varios puntos de la Tierra, una lingüista es reclutada para desarrollar lo más rápido posible un sistema de comunicación con la raza visitante. Presionada por intereses políticos y militares, la trama se va llenando cada vez de más suspenso y acción inteligente. Arrival no es un peli de acción, es drama puro. Con uno de los guiones más complejos que he visto en los últimos años (comparable con joyas como Inception), la cinta logra cautivarnos desde el primer minuto, con una fotografía impresionante y un ritmo narrativo que si bien no es rápido, lo compensa con una dosis correcta de intriga que engancha a cualquier espectador. Sólo nos queda esperar y estar confiados de que Blade Runner 2049, una historia que también requerirá su dosis de filosofía, está en buenas manos con Vllaneuve.

3.- Sing Street

Sing Street es una de esas películas que simplemente, nos toman de sorpresa a todos. La trama es sencilla: un chico crea una banda de rock para que la chica que le gusta sea la protagonista de su primer videoclip musical. Sing Street a partir de ahí nos entrega a un personaje que deberá encontrar su identidad a partir de la música (y no cualquier música, pues Duran Duran y A-Ha figuran en el soundtrack) y al mismo tiempo lidiar con los eternos problemas que trae consigo un corazón roto.

Al ritmo de estupendas canciones originales como Up y Drive It Like You Stole It –que deberían ser consideradas para Oscars en 2017-, y con la estética visual de queridas películas como Melody o Un Pequeño Romance, John Carney dirige un filme que nos transporta, que nos hace identificarnos rápidamente con sus personajes y hacer que éstos nos importen.  

4.- The Neon Demon

Tal vez Nicolas Winding Refn no vuelva jamás a darnos una película igual de brillante que Drive, pero su exitoso regreso a la dirección con este film es simplemente fascinante. La trama nos presenta a Jesse, una joven y bella modelo que enfrentará el –terrorífico-mundo detrás de las bambalinas de las pasarelas y de las sesiones fotográficas.

En palabras del propio director: “La belleza no lo es todo. La belleza es lo único”. No voy a negarlo, El Demonio Neón es una cinta difícil de seguir y un tanto lenta, pero visualmente es inigualable y si presionaras pausa en cualquier momento de la peli, ésa imagen podría ser portada de cualquier número de Vogue. El suspenso es construido a partir de algo no muy común para hacerlo: la belleza. La belleza aquí es presentada como un arma más que como un atributo, como un problema más que como una cualidad. Refn se arriesga a que muchas escenas se valgan sólo por sus imágenes, y la ausencia del diálogo permite que el espectador formule sus propias teorías, incluso, sus propias fantasías. El final es espeluznante y el uso de la música, como es ya costumbre en las películas del danés, es magistral.

5.- Médecin de Campagne

François Cluzet, uno de los histriones franceses consentidos por la audiencia contemporánea, estelariza una entrañable historia donde el médico de un lejano pueblo en la campiña, debe aceptar que su salud no da para mucho más, y tendrá que entrenar a su sustituta, una no tan joven enfermera que poco a poco, irá descubriendo un poco más del gruñón doctor.  

La quimica entre el protagonista y la guapa Marienne Denicourt es fantástica, otorgándonos una pareja orgánica, creíble y dramáticamente compleja y divertida. Es interesante ver cómo ambos actores dotan asus personajes de una identidad complicada, donde los defectos de cada uno chocarán constantemente, y cómo encuentran soluciones para un mismo problema a pesar de sus diferencias. Es un filme directo, con un guión sencillo pero que logra enganchar a su público de una manera conmovedora y cuyas actuaciones secundarias, son igual de buenas que las principales. Irónicamente, una muy buena cinta francesa que no estuvo en la selección del famoso Tour de Cine Francés, realizado anualmente con gran éxito en la República Mexicana.

Las películas de Flor Salto (@CinemaFlor)

Las mejores: Cafe Society, Nocturnal Animals, Batman V Superman, Gilda y Captain Fantastic

Las peores: Suicide Squad, Arrival, Trolls y Amando Knox (documental)

Las películas de Roxana García (@BelloySublime)

Las mejores:

Elle (Paul Verhoeven, 2016)

Es siempre radicalmente sorprendente el trabajo actoral de Isabelle Huppert pero en Elle, entraña a quizás uno de sus mejores personajes: a la exitosa empresaria Michele Leblanc. Una mujer que busca redescubrirse y reencontrarse consigo misma a partir de sufrir una violación. Hecho que no la atemoriza ni la victimiza, sino que la pone en un lugar mucho más solido dentro de su entorno y la hace buscar no sólo quién puede ser el posible violador sino que le permite empezar a ordenar mejor  las piezas sueltas de ese rompecabezas que es su vida. Una mirada perturbadora de lo que exige a veces ser mujer en la sociedad actual.

Paterson (Jim Jarmush, 2016)

La perfección de la rutina. La excelsa maravilla de la vida ordinaria de Paterson (Adam Driver) que busca dentro de esos elementos que acompañan su día a día, pequeñas claves que le permitan construir submundos poéticos. Porque poder ver belleza en las pequeñas cosas es algo bien díficil de conseguir para un ser humano promedio dentro del entorno capitalista.  Jarmush logra presentarnos a este inquietante personaje que desde sus primeras líneas detrás de una caja de fósforos nos ingresa a su mundo y nos hace parte, nos invita a conocerlo y quedarnos con él para siempre.

Toni Erdmann (Maren Ade, 2016)

Un padre que quiere recuperar a su hija. La búsqueda por tratar de alguna manera volver a su vida aunque sea con un personaje gracioso, avergonzante y carismático. Una serie constante de hechos harán que cada fotograma de este film nos invada, nos permita entender a cada uno de ellos y nos permita ver que las distancias de la adultez nos pone grandes limitaciones para darnos cuenta que frente a determinadas personas siempre debemos ser quienes somos. Siempre hay posibilidades de ponerse una careta para emprender objetivos, pero ante quien te crió no hay mucho que ocultar.

Maren Ade logra presentarnos una nueva mirada de la relación adulta de padres e hijos, busca en un registro de comedia un drama que acusa a todos aquellos jóvenes que algún día rompieron los vínculos con sus padres,.

Sing Street (John Carney, 2016)

Carney vuelve para traernos, quizás, la historia más tierna y dulce de este 2016. Un joven arma un banda musical  para filmar un video clip con el único fin de que la chica que le gusta sea la protagonista del mismo, mientras va descubriendo a los grandes exponentes de la escena musical de la época como Duran Duran, The Cure, Spandau Ballet, Genesis, entre otros.

Lo más interesante de Sing Street es el vínculo que se genera entre su protagonista y su hermano mayor, éste será quién lo oriente musicalmente y lo ayude también emocionalmente a entender su entorno, los problemas familiares y a evitar (de alguna manera) los mismos errores que él cometió a su edad (de paso, gran actuación de Jack Raynor)

Acquarius (Kleber Mendoça Filho, 2016)

Doña Clara es una señora de 65 años que ha vivido toda su vida en el edificio Acquarius y después de muchas batallas que ha tenido que vivir en su vida (sobrevivió a un cáncer, se quedó viuda) se encuentra nuevamente en pelea para evitar que derrumben su hogar para construir un nuevo edificio de apartamentos frente a la playa en Recife, Pernambuco.

El trabajo actoral de Sofia Braga es inquietante, versátil y de una belleza única. Si Isabelle Huppert en Elle nos deja bocabiertos, Sofía no es la excepción. El film que ha generado muchas polémicas por la denuncia implícitas sobre las gestiones políticas del gobierno brasilero, que se hicieron mayores con los carteles de reclamo en la alfombra roja de Cannes en el estreno de la película en el festival, y que efectivamente es de lo mejor de la industria brasilera de este año, la dejaron igualmente excluida como candidata del país en los premios Oscars. Definitivamente una gran pena.

Las mejores estrenadas en Argentina:

Sully (Clint Eastwood, 2016)

Otra vez, Clint nos vuelve a sorprender, a cautivar y a demostrar nuevamente su poderío narrativo. La historia del Capt. Chesley “Sully” Sullenberger (Tom Hanks) es mundialmente conocida por todos: un frío 15 de enero de 2009 debió aterrizar el avión que piloteaba en pleno río Hudson en New York. Se convirtió en héroe, pero para muchos tenía otra opción. La construcción del relato pos suceso, los miedos, la toma de decisión, el segundo necesario donde la vida y la muerte pueden pender de un hilo permiten contar otra historia. Esa que no se ve en los medios y que permiten descubrir al ser humano, detrás del uniforme, que también estaba en peligro porque viajaba en el avión que salvó. Una joyita de esta era que se va a convertir en clásico.

Tangerine (Sean Baker, 2015)

El film se centra en Sin-Dee quien al salir de la cárcel se entera de que su novio Chester (proxeneta) lo engaña con una mujer, junto con su amiga Alexandra irán en busca de la verdad. Cuando se consultó a Sean Baker (Starlet) del por qué hablar en su película sobre travestis que se prostituyen, explicó que él vive cerca de una denominada “zona roja” de Los Ángeles y se preguntaba por qué Hollywood nunca se intereso en contar una historia de estas características. Tangerine tiene la particularidad de estar filmada íntegramente con teléfonos iPhones y es de las pequeñas maravillas cinematográficas de este tiempo.

Con una narración tradicional, Baker nos cuenta mucho que una historia de una chica que busca a su chico y se encuentra que la engañado con su mejor amiga. Nos habla de los vínculos de la calle, de la confrontación constante que sufren los travestis en Estados Unidos, de la indulgencia de otros sectores y cómo hay que sobrevivir en un lugar donde nadie te valora.

Julieta (Pedro Almodovar, 2016)

Volvió Pedro con Julieta: una historia atrapante sobre una joven que se enamora de un hombre en un viaje en tren y que será el amor que marcará su vida, tanto en las alegrias como en las tristezas. Y quién después de los años, con sus decisiones, le definirá el calvario por el cual deberá transitar todo el film. Los matices dramáticos de ambos personajes (en su juventud y adultez) nos llevan a entender más de los personajes que lo que podemos entender por sus palabras, gran trabajo de dirección de Almodovar para transformar bellos rostros, en reflejos oscuros del alma.

En un año de donde las mujeres en el cine se lucieron, no puedo dejar de mencionar la gran labor de Emma Suárez y Adriana Aguarte. Como así reconocer la gran dirección de fotografía de Jean Claude Larrieu.

Gilda, no me arrepiento de este amor (Lorena Muñoz, 2016)

La película argentina me cautivó, un trabajo de dirección sublime de Lorena Muñoz y la actuación impecable de Natalia Oreiro, que cada día evoluciona extraordinariamente como actriz dramática. El deseo de ambas (Lorena y Natalia) de llevar adelante la vida de la cantante de música tropical argentina: Gilda, les permitió generar un producto de máxima calidad, cuidando en los detalles, para poder lograr contar en la manera más simple y profunda la historia de una mujer común que anhelaba triunfar en la música y que inspirada por su padre y enfrentando a su familia, no sólo se convirtió en una estrella, sino que tras su muerte, se convirtió en una figura santificada por su gente(pero esa es otra historia).

Lo and Behold, Reveries oft the connected World (Werner Herzog, 2016)

Herzog nos habla de los grandes problemas de la hiperconectividad, de las miserias y enfermedades que trae consigo un exceso de uso de las redes e internet, cómo surgió todo, hacia dónde fuimos y dónde nos encontramos. Con una mirada participante de los hechos, y tratando de tomar distancia, busca conocer historias y ponerlas a nuestro alcance a través de este documental. Nos hace reflexionar sobre las implicancias sociales que tiene el uso que le damos a internet y en qué nos hemos convertido como sociedad: desde el abandono constante de lo más simple del contacto físico y/o humano, hasta necesidad imperiosa de querer tanto la automatización y robotización de la vida, que pronto Messi va a ser reemplazado por un robot que juegue mejor que él al fútbol.

Mención especial: Tsunami de Julio Leiva y Maximiliano Rodriguez.

Comentarios

comentarios

Related posts

Review: Condorito, La película

Review: Condorito, La película

En su llegada al 3D, el famoso pajarraco deberá rescatar a su suegra después de haber hecho un pacto con un alien. ¡Condorito es una sorpresa muy agradable!

Entrevista: Diego Lerman, director de Una especie de familia

Entrevista: Diego Lerman, director de Una especie de familia

Con motivo del estreno de su más reciente película, nuestro colaborador Gustavo Mendiola conversó con Diego Lerman, también director de La mirada invisible (2010) y Refugiado (2014).

Review: Valerian y la ciudad de los mil planetas

Review: Valerian y la ciudad de los mil planetas

Ciencia ficción de la buena y para un público muy amplio.

Leave a comment