BAFICI 2015: Taxi
Dirección 5
Actuaciones 5
Guión 5
Fotografía 5
Música 5

Panahi, un rebelde con Causa Lo sentenciaron por 20 años a no dar entrevistas, a no salir del país y por sobre todo, a no filmar. Pero lo que no entendió el gobierno iraní es que con esa decisión estaba fomentando que la gran capacidad narrativa de Jafar Panahi, se potenciará. Desde que se inició ..

Summary 5.0 great
Dirección 0
Actuaciones 0
Guión 0
Fotografía 0
Música 0
Summary rating from user's marks. You can set own marks for this article - just click on stars above and press "Accept".
Accept
Summary 0.0 bad

BAFICI 2015: Taxi

Panahi, un rebelde con Causa

Lo sentenciaron por 20 años a no dar entrevistas, a no salir del país y por sobre todo, a no filmar. Pero lo que no entendió el gobierno iraní es que con esa decisión estaba fomentando que la gran capacidad narrativa de Jafar Panahi, se potenciará. Desde que se inició en el mundo del cine, fue recibido con premios y reconocimientos, pero una vez que se cometió una terrible injusticia sobre su persona, arremetió fuerte, nada de debilidades y nada de permitir que quién lo sentenció pueda tener la última palabra.

Y es así como, este director iraní conocido por obras como El Círculo y El Espejo, luego de su encarcelamiento, su huelga de hambre y su post liberación con prisión domiciliaria, comenzó un camino mucho más rico a nivel reconocimiento en todos los aspectos, demostró que su arte no podía quedarse peleando luchas internas en su propio cuerpo, que debía ser liberado y fue exactamente lo que hizo. Con la película Esto no es un film (This is not a film) logró mayor masividad, ganó Cannes y nos enseñó que la única forma de vida que tiene es el cine. Podrán coartarlo pero en la medida que acceda a una cámara, él estará tomando las riendas y estará construyendo el latir de su pasión.

Con Taxi, vuelve a la escena de la cinematografía mundial   – ganadora del Oso de Oro en Berlín este pasado mes de marzo-, para contarnos sobre su mundo, sobre los grandes problemas que aquejan a su sociedad, nos plantea diferentes líneas de interpretación sobre muchos aspectos que le afectan, se rie de su condición de director famoso y da una gran pelea a ese estado que lo condenó por considerarlo enemigo de su pueblo, por actuar contra la seguridad nacional y hacer propaganda contra el estado. Panahi es el taxista de esta historia, ha decidido filmarse manejando con personajes que suben y que bajan en la ciudad de Tèheran,  construyendo un gran entramado narrativo atractivo, donde hay buenos y malos, ansiosos y cholulos, delincuentes y trabajadores, víctimas y victimarios. Suma a su sobrina como co-protagonista, alguien con una carisma necesaria para dejar por un momento a él a un lado, toma con gesto y por sobre todo, con la palabra gran parte de las mejores escenas del film.

locoxelcine_Jafar Panahi_Afiche_Taxi

Interesante manera tiene el director de mostrarnos las grandes contradicciones de su país: desde su condena – de la que no se habla salvo en una escena con una abogada amiga – pasando por la instrucción cinematográfica que se le da a la niña en la escuela hasta llegar finalmente, al pirata de DVDs que termina siendo el embajador cultural para aquellos que quieren acceder a un contenido que no llega o no se permite ingresar al país. Al parecer, The Walking Dead o The Big Bang Theory, pasando por Woody Allen o Akira Kurosawa, todo parece estar prohibido y la única forma de acceso a ese contenido es a través del simpático  distribuidor de películas truchas que permite que personas como Panahi se sigan nutriéndose de lo que sucede afuera o los estudiantes de cine puedan acceder a los grandes maestros y a las grandes obras del séptimo arte; mientras la maestras a los jóvenes estudiantes los incitan a filmar bajo reglas estrictas religiosas aunque permitiéndoles crear un contenido de tono realista, paradoja que la joven sobrina del director detecta claramente como una gran contradicción sobre lo que su familia y su tío han vivido. La realidad hay que retratarla pero no debe ser exhibida.

Panahi vuelve a traernos una obra excelsa, de una belleza única, nos involucra, nos hace parte aunque la única real cercanía con él y esa realidad sea la pantalla de la sala de cine. Nos permite viajar con él, no nos permite ser objetivos y es quizás esa la mayor virtud de su trabajo: no dejarnos ser meros espectadores, nos da todas las herramientas para obligarnos a no quedarnos estáticos, sordos o mudos. Eso mismo que él hace – a pesar de sus posibles consecuencias –  para que su cine siga cumpliendo su gran función.

 

locoxelcine_Taxi_Panahi

 

Comentarios

comentarios

Related posts

Review: Sleight

Review: Sleight

El joven Bo es un mago callejero, que cuida de su hermana, y hace poco empezó a construir una relación con una dulce chica. Pero su mayor sueño es juntar el suficiente dinero para poder irse del lugar, alejándose de su jefe narcotraficante que lo usa como delear. Cuando Bo intenta pasarse de...

Review: Emoji, la película

Review: Emoji, la película

Evidentemente, el estudio de animación detrás de este film no sólo se quedó sin ideas, sino que además apuntó a una moda latente sin nada de creatividad.

Review: Una vida, una mujer

Review: Una vida, una mujer

La bastante triste y desolada vida de una joven en la Normandía del Siglo XIX.

Leave a comment